Contenido etiquetado por: Foro 50+4

- 24-08-2010 | Nereida López Vidales
«La producción independiente alivia costes de la TV pública»

foro50+4 El director y productor independiente Antón Reixa ha lamentado hoy que, en la práctica, la relación entre el sector privado y la televisión pública esté “desplanificada”, cuando, a su modo de ver, la producción externa “garantiza la creatividad” y es capaz de ofrecer “productos competitivos a costes inferiores de los que se manejan en televisiones de cobertura estatal”.

Para Reixa, “todas las televisiones públicas tienen un problema laboral”, porque, desde su punto de vista, sólo deberían tener una plantilla estable para sus programas informativos. “El resto de la actividad de una cadena está en el terreno de lo intangible”, por lo que “no se puede” desarrollar con un “catálogo funcionarial”, opinó.

Es ahí donde la producción independiente podría aportar “creatividad” y “racionalidad” en el gasto, tal y como afirmó el presidente de Filmanova en una rueda de prensa celebrada en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), con motivo de su participación en el Encuentro ‘Foro 50+4 de tendencias televisivas. Desafíos del servicio público televisivo en el entorno digital’, y en la que también intervinieron el director del Instituto Cervantes de Roma, Mario García de Castro, y el periodista y director del encuentro, Joan Álvarez.

Reixa defendió “la importancia” de “vertebrar un sector independiente de televisión”, puesto que, según indicó, “la democracia es más fuerte si existe una industria cultural”. Sin embargo, señaló que el sector se encuentra con el “peligro” de la repercusión que pueda acarrear la crisis económica, si se producen “recortes en las televisiones públicas”.

En este sentido, reivindicó que es “importantísimo que se preserve el esfuerzo en la televisión pública” y explicó que al igual que el Gobierno de la Nación estableció “primas para que la gente comprara coches” debería ofrecerlas también “para que la producción audiovisual continúe”, ya que “tiene un impacto en el empleo importantísimo”.

En otro orden de cosas, Reixa se refirió a las expectativas que había creado la llegada de la TDT en el sector de la producción independiente y que, por el momento, se han visto frenadas. Así, manifestó que “cuando las cadenas se den cuenta de que deben ofrecer programación específica” y no reemisiones de programas de sus canales principales, “se verá que la producción independiente tiene mucho que decir”.

Igualmente, este productor gallego destacó la “importancia” de la televisión pública, un “elemento insustituible” a la hora de ofrecer “contenidos específicos” y cubrir algunas de las “necesidades” de la ciudadanía, que las cadenas privadas “no pueden atender”.

Español, un embajador en el exterior
Por su parte, García de Casas lamentó que España no esté liderando “como debiera” la información en español fuera de sus fronteras. No obstante, confió en las posibilidades que representan el Canal Internacional de TVE y el Canal 24 Horas, a los que definió como “piezas cardinales” del nuevo modelo de servicio público, basado en “una programación de excelencia y calidad sin fisuras”, que la Corporación de RTVE está implementando en estos momentos.

En la misma línea, advirtió de que el Canal Internacional “tiene un gran potencial por delante” e insistió en que, si se le dota de los recursos que requiere, “va a poder desarrollar una labor equiparable a la de la BBC” que, desde su punto de vista, es “una guía a seguir” porque “desarrolla un importante trabajo de diplomacia cultural fuera de sus propias fronteras”.

Para el director del Instituto Cervantes de Roma, la apuesta por la programación cultural se tiene que ver “forzosamente reforzada” en las señales de emisión hacia el exterior que, según dijo, “siempre han estado cuestionadas y han sido objeto de polémica” cuando, sin embargo, “deberían aclarase y redefinirse”.

Así mismo, elogió el papel del español como “uno de los grandes embajadores culturales de España en el exterior”. “Tenemos una lengua que tiene una gran demanda en los países europeos y americanos, que supone una gran oportunidad para sacarle partido a la crisis porque es en la lengua, la cultura, las industrias culturales y el talento donde está el valor añadido”, relató García de Casas.

- 23-08-2010 | Nereida López Vidales
Foro 50+4: Repensar la televisión

Foto tendencias televisivas Los especialistas en la industria audiovisual que se dan cita esta semana en el Encuentro ‘Foro 50+4 de tendencias televisivas. Desafíos del servicio público televisivo en el entorno digital’ de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) instaron hoy a “repensar” el nuevo modelo televisivo surgido a raíz del apagón analógico, debido a la existencia de “serias dudas” acerca de la “viabilidad” de los canales que han aparecido en escena y la “diversidad” de sus programaciones, dos de las “promesas” que se esperaba que la TDT “cumpliera”.

Así lo apuntaron en rueda de prensa el presidente de Corporación Multimedia, Eduardo García Matilla; el director general de EITB y presidente de turno de FORTA, Alberto Surio de Carlos; el catedrático de Comunicación Audiovisual y Publicidad de la Universidad Complutense de Madrid Enrique Bustamante y el guionista y periodista Joan Álvarez.

Tal y como explicaron, el “momento emblemático” que se ha vivido en la industria audiovisual española con la llegada de la TDT se ha materializado en la existencia de mayor número de canales, pero, paralelamente, ha demostrado que “mayor cantidad no es igual a mayor diversidad”, dado que son “generalistas” y no “temáticos”, se nutren mayoritariamente “de reposiciones” de series y programas de éxito y están “subordinados completamente” a la cadena de cabecera de sus grupos.

Así las cosas, según Bustamante, es “difícilmente imaginable que los nuevos canales vayan a encontrar publicidad suficiente”, lo que “obliga”, apenas realizada la transición digital, a tener que “repensar de nuevo el futuro”, con un modelo “mucho más ligado a Internet y los medios on-line”.

Para el catedrático, “la televisión e Internet van a ser los grandes polos del futuro, pero no por separado, sino articulándose”, ya que “la inmensa mayoría del consumo de televisión en la Red se hace sobre los programas televisivos”.

“Las licencias televisivas cada vez van a tener menos importancia, estamos hablando de ver Internet en las pantallas de televisión compitiendo con las grandes cadenas”, añadió el presidente de Corporación Multimedia, para quien en la actualidad “se están transformando los paradigmas absolutos sobre los que se ha basado el negocio de la televisión”.

Desde su punto de vista, esta circunstancia “obliga” a “replantear todo lo que se ha hecho hasta ahora” y buscar “modelos de referencia” que permitan hacer frente a “la desmasificación de los medios masivos”.

En este sentido, García Matilla explicó que la “individualismo” del espectador a la hora de consumir contenidos audiovisuales está creando “una nueva forma de relacionarse entre los productores generadores de contenidos y la audiencia” y es, a la vez, “un drama para el modelo preexistente” y “una oportunidad”, siempre que “se estudie al público” y “se generen contenidos específicos”.

Al respecto, destacó que “uno de los problemas de la televisión es que los programas de éxito cada vez tienen menos audiencia” y los índices de fracaso de las nuevas propuestas “es muy alto”, alcanzando el 90,6 por ciento “en alguna cadena generalista”.

Modelo Público Autonómico

Para el presidente de turno de la FORTA y director general de EITB, la llegada de la televisión digital terrestre ha sido “la mayor revolución en 50 años de historia”, pero “acarrea bastantes peligros” para el modelo público autonómico, debido a los “problemas de financiación”.

Surio de Carlos realizó una “defensa firme” de la persistencia del sistema de financiación público privado del sector autonómico y reivindicó “una relación respetuosa y de no agresión por parte del modelo privado”.

Así, y aunque aceptó el objetivo de conseguir un sector público “más austero y racionalizado”, realizando para ello “los ajustes que sean necesarios”, destacó la importancia de su “continuidad” en favor de la “diversidad” cultural que aporta la existencia de contenidos específicos que se emiten en las televisiones públicas, un reflejo, según afirmó, “del estado autonómico español”.