Noticias

- 1-09-2010 | Nereida López Vidales
Una revolución en la medición de audiencias

medición de audiencias Broadcasters y anunciantes se quejan a diario sobre la fiabilidad de los sistemas de medición de audiencias. Las herramientas y métodos de medición son actualmente altamente ineficaces y depende de la participación activa del público.

Debido a la proliferación de canales y plataformas se hace inevitable profundizar en los hábitos y perfiles de los espectadores. Con este objetivo la empresa israelí WaveBreak está desarrollando tecnologías que rastrean automáticamente la presencia en tiempo real de los consumidores frente al televisor informando sobre su situación exacta.

El mercado de la televisión está experimentando cambios importantes con las nuevas tecnologías modificando el concepto de sala de estar y permitiendo a los consumidores para controlar el lugar y momento del consumo. A pesar de todos los avances en este ámbito, la interfaz de usuario básico de los consumidores con la televisión sigue siendo el mismo y no ha cambiado drásticamente durante la última década.

Ahora WaveBreak se propone cambiar esta situación y permitir una experiencia visual nueva y personalizada al cliente así como un mayor control, sofisticación y opciones tanto para el proveedor de televisión como para el propio espectador.

Para ello ha desarrollado un sistema que consiste en un pequeño dispositivo, dotado de una cámara y unos sensores ultrasónicos, que se instala en las viviendas que formarán el panel de análisis. Al instalar este dispositivo, el broadcaster o empresa de medición de audiencias introduce en una base de datos el perfil de cada miembro que compone la unidad familiar. A partir de ahí, la solución envía automáticamente información en tiempo real sobre el comportamiento de los telespectadores.

Es capaz de afinar hasta tal punto en su medición que no sólo informa del canal que se está viendo en un determinado momento, sino incluso si el televisor está conectado sin nadie en la sala o cuántas personas (diferenciando entre hombres, mujeres, adultos o niños) están viendo el televisor o cuántos de ellos están presentes en la sala sin mirar la pantalla o dormidos.

A partir de ahí una serie de herramientas en manos del broadcaster o la empresa de audimetría procesa toda la información cruzándola con las bases de datos de los perfiles obteniendo una radiografía exacta de la tipología de la audiencia y su comportamiento en los bloques comerciales.

Es de destacar que el sistema de Wavebreak nunca transmite imágenes sino datos, preservando los derechos de los espectadores.

Esta solución, al margen del servicio a los broadcasters y empresas de audimetría, podría aportar al espectador algunos servicios de valor añadido relacionados con redes sociales (comprobar qué amigos están ‘en línea’ delante del televisor’, el ahorro energético (apagar la pantalla cuando nadie la esté mirando), comercio (identificación del usuario), videoconferencia, juegos (sin mando a distancia)…

vía: www.panoramaaudiovisual.com