Noticias

- 7-06-2011 | Nereida López Vidales
La televisión se conecta a Internet

Según un estudio de The Diffusion Group (TDG) la televisión conectada experimentará una explosión, creciendo los dispositivos que utilicen servicios over-the-top (OTT) hasta los 250 millones en 2016. Entre las diversas plataformas OTT el análisis de TDG predice que las consolas de juego continuarán dominando estos entornos, al menos en los próximos años.

Si ya en 2010 el número de pantallas, STBs y consolas conectados a Internet para ofrecer servicios over-the-top (OTT) era ya de 106 millones en todo el mundo, según un estudio de The Diffusion Group (TDG) esta cifra alcanzará los 250 millones de unidades en 2016.

Aunque con un crecimiento impresionante, esta cifra no supondría más que la mitad de los hogares los que podrían recibir servicios OTT en 2016. En otras palabras, 488 millones de hogares cuentan con el hardware y los servicios de banda ancha para recibir video bajo fórmulas OTT, pero sólo una una mínima parte las utilizaría.

Es precisamente en esta brecha entre hogares listos para OTT y hogares que utilicen servicios OTT en los que TDG ha centrado su estudio. A su juicio, la industria ha planteado un enfoque prematuro, cuando en realidad la oportunidad/amenaza radica en saltar lejos en la TV de pago “premium”. Es aquí donde precisamente las plataformas de televisión conectados a la red están teniendo un mayor impacto, empujando los servicios over-the-top como Netflix a ocupar un lugar predominante en la sala de estar.

Entre las diversas plataformas OTT, el análisis de TDG predice que las consolas de juego continuarán dominando estos entornos, al menos en los próximos años.

En su informe, TDG identifica seis líneas de avance en la OTT. Los consumidores tradicionales irán sustituyendo paulatinamente sus dispositivos por otros con conexión a Internet, contando con un mayor acceso a los contenidos digitales a la par que los operadores relajarán su proteccionismo.

Las políticas que afectan a la distribución de contenido de vídeo sobre Internet estarán marcadas por los gobiernos nacionales con el consecuente impacto de la adopción de dispositivos que permitan la distribución OTT.

Los consumidores están cada vez más acostumbrados a la entrega bajo demanda de media, y productos y servicios que apoyen el acceso On-Demand se favorecerá.
Todas las formas de medios personales están digitalizados, por lo que los consumidores cada vez querrán tener acceso a contenidos digitales en sus televisores ya sea video, música o fotografías.

Por último, los servicios OTT se ofrecerán varias pantallas, lo que permitirá al consumidor disfrutar del contenido en cualquier lugar.

vía: http://tdgresearch.com/shops/reports/ott-tv-platforms-2011-forecasts-analysis.aspx

vía: www.panoramaaudiovisual.com