Cine 3

- 1-11-2012 | Elena Medina de la Viña
La Comisión Europea estudia el estreno simultáneo de películas

El proyecto, dotado con dos millones de euros, analizará “los posibles beneficios en términos de mayores ingresos del estreno simultáneo el mismo día de películas independientes en cines, televisión e Internet”.

Que el modelo clásico de distribución cinematográfica tiene que cambiar es algo que todos sabemos: es una simple cuestión de tiempo y, sobretodo, de ajuste del modelo económico cinematográfico.

En la actualidad, las diversas ventanas a las que puede acceder un espectador hacen que éste tenga una necesidad de inmediatez de disfrute del producto y quienes no puedan ofrecerlo se arriesgan a perderlo.

El establecimiento de una jerarquía de medios tenía sentido en la medida que era necesario organizar un sistema en el cual se propiciara el mejor rendimiento en todas las ventanas de explotación para el producto cinematográfico; además, la sala de exhibición era la piedra angular de nuestro sistema, puesto que las ayudas a la amortización del producto cinematográfico se basaban en el estreno comercial de la película entendido como el estreno en la sala.

Con el actual cómputo de espectadores en el cual se homologan, a efectos de cómputo y por tanto de estreno comercial, los accesos remunerados al visionado de una película a través de una página de Internet o de otros sistemas de acceso a películas basados en la demanda del espectador, la distribución en soportes domésticos y los accesos mediante pago a las proyecciones que se realicen en festivales y certámenes cinematográficos, entramos en una situación de posibilidad real de distribución simultánea y de estreno comercial alternativo fuera de la sala, fundamental para los productos de menor presupuesto para los que un estreno tradicional supone un esfuerzo económico de imposible retorno, realizado siempre en precarias condiciones de promoción y escaso número de copias, que difícilmente pueden restar espectadores a los grandes estrenos.

El principal temor a los estrenos simultáneos viene por parte de los exhibidores, ya afectados por la subida del IVA en nuestro país, en una previsión de que si alguien puede acceder al producto de una forma más directa no accederá a la sala; no creo que esto sea inconveniente alguno, quien es espectador de cine lo es en todas las modalidades y quien no acude a la sala no lo hace nunca, aunque el producto sólo se exhiba de esta forma; en cualquier caso, el estudio se encamina a las películas independientes, aquéllas que tienen más dificultades para acceder al estreno en sala o que incluso se pueden plantear como productos cuya distribución más propicia pueda encontrarse fuera de la misma; de este modo, el estreno simultáneo se enfoca hacia productos concretos, quedando fuera las grandes producciones que tienen más demanda de sala y mayores posibilidades de hacer taquilla rentable.

Pero como siempre, la sociedad va por delante de sus órganos ejecutivos, pues hace tiempo que se vienen realizando tentativas para explorar otras posibilidades de estreno.

Steven Soderbergh afirmaba a comienzos de 2006 que “el sistema tiene que ser rediseñado de raíz” para dejar que sea el público quien decida como y cuando quiere ver las películas, cuando abordaba el estreno de su película “Bubble” de manera simultánea en sala, televisión de pago y DVD; en este caso solamente 34 salas de Estados Unidos se decidieron a estrenar en estas condiciones, mientras que el resto se negaron a hacerlo con la competencia de las otras dos ventanas de explotación.

En Gran Bretaña, la película “Camino a Guantánamo”, de Michael Winterbottom, se estrenó en 2006 en sala, doméstico e Internet después de su presentación en el Festival de Berlín.

También en España hemos tenido unos cuantos intentos de modificar el modelo establecido. Cuando el productor Elías Querejeta decidió en 2005 estrenar “Invierno en Bagdad”, de Javier Corcuera, en La 2 de TVE, un único pase de estreno con un coloquio previo, le supuso una negativa de las salas cinematográficas y la película tuvo que contentarse con un estreno reducido a pesar de haber obtenido la Biznaga de Plata en el Festival de Málaga. Después, Perro Verde Films y Producciones Bajo la Lluvia estrenaron en 2007 “Gritos en el pasillo”, de Juanjo Ramírez, simultáneamente en cine, TV, DVD y en el portal Filmotech. En 2008 sería Jaime Rosales quien daría el paso estrenando al mismo tiempo en cine y en Internet su película “Tiro en la cabeza”; en este caso el visionado online debía realizarse en sesiones establecidas en un horario y con un número limitado de espectadores mediante la colaboración de dos plataformas, adnstream.com y Filmin. El último título de nuestro cine que ha tenido estreno simultáneo, y una fuerte repercusión mediática, ha sido “Carmina o Revienta”, de Paco León, realizado en salas de cine, DVD, IPTV e Internet.

El estudio de la Comisión Europea se realizará sobre 20 películas de producción europea pero, como podemos ver en los datos anteriores, los productores inquietos que investigan y buscan nuevas fórmulas lo han puesto en marcha mucho antes.