Contenido etiquetado por: usuarios

- 2-09-2012 | Nereida López Vidales
Aumenta el consumo de contenidos audiovisuales on line

contenido_online

Un estudio elaborado por NPD DisplaySearch en catorce países revela que, si bien el consumo de contenidos online sigue centrado en PC/Mac de sobremesa y portátiles, se está incrementando notablemente el acceso a series y películas a través de tabletas, smartphones y televisores inteligentes. Concretamente, según NPD, el incremento del consumo de contenidos en smarts tv aumenta a un ritmo del 18%. Casi dos de cada diez espectadores acceden al menos una vez al día a algún contenido online a través de su televisor. Incluso, el 25% de los consumidores encuestados aseguraron ver contenidos en línea varias veces a la semana.

En cuanto al perfil en la demanda de contenidos, las películas son la principal fuente de entretenimiento para el consumidor que accede online desde su televisor. Los consumidores prefieren ver películas en un entorno social y dado que las películas están disponibles a través de sitios en línea se han convertido en el contenido preferido.

Entre los consumidores que no ven el contenido en línea a través de televisión, el 44% aseguró que no tienen ningún interés en ver ese contenido en sus televisores. Entre aquellos consumidores que no cuentan con un televisor conectado sólo un tercio aseguraba estar interesado en tenerlo.

Estos resultados indican que todavía hay una falta general de interés en ver contenido en línea a través de la televisión. Esto se puede atribuir al uso de otro tipo de dispositivos para acceder a este contenido, así como a la falta de infraestructura y/o la experiencia para conectar sus televisores existentes Internet.

A pesar de ello, el uso diario de los televisores para ver contenido en línea sigue siendo inferior al 30% en la mayoría de los países. Uno de los países con mayor consumo de contenidos online en el televisor es China.

vía: www.panoramaaudiovisual.com

- 4-12-2011 | Nereida López Vidales
La necesidad de innovar en los contenidos audiovisuales

connected-devices

El estudio “Connected devices and services: Reinventing content” llevado a cabo por Bain entre más de 3.000 usuarios de Europa, Estados Unidos y Asia sobre la penetración de la nueva generación de conexiones de Internet, revela que los consumidores muestran un gran y creciente interés en las nuevas experiencias que las tecnologías de la información y el entretenimiento pueden aportarles.

Este trabajo de investigación destaca que el entusiasmo expresado por los usuarios puede no traducirse en beneficios empresariales inmediatos si no se desarrollan formas innovadoras de experimentar los contenidos de entretenimiento.

Patrick Behar, director del Departamento de Medios y Entretenimiento de Bain en Europa y autor del estudio ha asegurado que “los medios deben adoptar una postura más agresiva en cuanto al desarrollo y la diversificación de las estrategias dirigidas a desbloquear el gasto de los consumidores”. Bain cree que el mayor cambio en las experiencias transmediáticas vendrá propiciado de la mano de los contenidos audiovisuales.

La mitad de los participantes en la encuesta del Reino Unido y de los Estados Unidos tienen la intención de recurrir cada vez más a los motores de búsqueda de la Web para encontrar los contenidos que desean, mientras que un tercio de ellos piensa utilizar su red de contactos y amistades para realizar su elección de los programas de entretenimiento que no deben perderse. Los últimos datos apuntan que hasta el 45% de consumidores chinos e indios, a pesar de que la falta de infraestructuras limitará su capacidad para ver los contenidos online (especialmente en la India), cree que utilizarán dichos motores de búsqueda para la descarga del entretenimiento audiovisual.

De acuerdo con este estudio, los contenidos de ficción son especialmente favorables a esta transición, y, debido al incremento en la conectividad de Internet, el desarrollo de formatos cortos nacidos en la Web podría acelerarse e incrementarse. Las series de la Web, tanto amateur como profesionales, han conseguido atraer un considerable aunque aún limitado número de espectadores online. Entre un 30 y un 45% de los encuestados en los países occidentales ha expresado su interés por este tipo de formato de entretenimiento, aunque dos tercios de ellos no están conformes con que los contenidos sean de pago. Por el contrario, tres cuartas partes de los encuestados en China o India han expresado su interés en las series seguidas por la Web.


Contenidos vía Web

“La mayoría de los usuarios prefieren los contenidos vía Web por encima de los canales de televisión tradicionales” afirma Laurent Colombani, Director de Medios y Entretenimiento de Bain en Francia y coautor del estudio.

Los videojuegos suponen un terreno nuevo y lleno de posibilidades en lo que a la creación de contenidos y experiencias innovadoras se refiere. El 40% de los entrevistados en los países occidentales utilizan videoconsolas conectadas a la red y más del 60% de los jugadores ocasionales encuestados están a favor de aumentar las horas de juego. En cualquier caso, se percibe un salto generacional entre los jugadores: mientras que el 60% de los menores de 35 años prefieren jugar conectados a la red, menos del 25% de los mayores de 55 están dispuestos a ello.

El estudio revela que, mientras que aproximadamente dos tercios de los occidentales están muy interesados en los contenidos culturales a través de la Web, menos de un tercio imagina dedicar más tiempo a dichas actividades. Muchos de los espectáculos en directo atraen sólo a pequeñas audiencias y estos promotores disponen de poca capacidad para realizar productos rentables.

vía: www.panoramaaudiovisual.com

- 11-08-2011 | Nereida López Vidales
Cuando la fotografía se hace social

photovine

Post by Fernando Blanco

El mundo de las redes sociales se está reinventando constantemente. Alrededor del ecosistema de las grandes redes sociales como Facebook y Twitter viven aplicaciones, juegos e incluso otras redes sociales que necesitan de las primeras para una mayor difusión, parece que a no es suficiente con crear galerías y cometarios con Flicker o geolocalizaciones con Panoramio.

La fotografía como red social están empezado a ganar importancia y una par de recientes noticias son buen ejemplo de ello. El cantante Justin Bieber colgaba su primera foto en la red social Instagr.am, al momento la red se colapsaba por los innumerables fans que querían ver la foto y colaborar en la misma. Instagr.am es una red social fotográfica para usuarios de iPhone que permite hacer fotos añadiendo filtros que dan a las imágenes un aspecto de fotografía clásica. Estas funcionalidades y la posibilidad de ser compartidas vía Facebook y Twitter la han convertido en la favorita llegando a la cifra de 150 millones de fotografías publicadas mediante esta red.

Pero al calor del éxito de Instagr.am, están surgiendo nuevas aplicaciones, aún en fase beta pero con una serie de particularidades que las hacen muy diferentes entre sí.

Photovine, es una red social sólo disponible para dispositivos iOS de Apple bajo el eslogan “Planta una foto, mírala crecer”. La idea es que tras hacer una foto y etiquetarla con un comentario o título, otros usuarios puedan añadir sus propias fotos bajo ese título común formando así entre usuarios conocidos y desconocidos álbumes fotográficos de una misma temática. Poco más se sabe pues el acceso a esta red social es por invitación y se reparten con cuentagotas.

Pool Party. Bajo este nombre, y de tapado, se encuentra la omnipresente Google. Muchos analistas etiquetan a Pool Party como la respuesta de Google a Instagr.am pero está en fase beta, cuenta con bastantes limitaciones y su acceso también es bajo invitación y muy restringido. Lo cierto es que tras un análisis detenido, no resultan la misma cosa. Mientras que Instagr.am tiene como bandera el generar fotos con aire clásico gracias a sus filtros y a partir de ahí estructurar galerías, Pool Party genera eventos para añadir fotografías, y esos álbumes pueden ser completados por distintos grupos de usuarios. Por ejemplo, un grupo de amigos que van a un concierto crean un “Pool” y de manera colaborativa van añadiendo desde sus dispositivos iOs o Android distintas fotos en el mismo álbum. De momento estas es la única funcionalidad activa pero es de presumir que vayan aumentando y permita la posibilidad de compartir estos álbumes de eventos en las redes sociales mayoritarias, sobre todo en la propia de Google.

El problema que surge es que, con tanta fragmentación, parece complicado que se adopten de manera generalizada y que su andadura vaya más allá de una moda pasajera. Al final y como la experiencia demuestra, tendemos a utilizar una herramienta que integre distintas funcionalidades y no al revés. De su capacidad de integrarse dentro e las grandes redes, dependerá el futuro de las nuevas redes sociales fotográficas.