Contenido etiquetado por: consumo de medios

- 10-05-2011 | Nereida López Vidales
La UER sienta las bases para el desarrollo de la televisión híbrida

hbbtv

La Unión Europea de Radiodifusión (UER/EBU) ha hecho públicos una serie de principiosque deberán regir el desarrollo de plataformas de televisión híbrida con conexión a Internet a fin de ofrecer costos más bajos, una mayor elección y una mejor experiencia visual para los consumidores.

Ingrid Deltenre, director general de la UER, ha señalado que “solo soluciones comunes podrán liberar todo el potencial de la TV híbrida y conectada y ofrecer la mejor experiencia posible para los espectadores y el éxito de los sistemas híbridos. Además, el contenido debe ser de fácil acceso”.

Proyectos como HbbTV, MHEG-5, MHP y YouView han estado desarrollando los sistemas técnicos que permiten a los usuarios acceder directamente a los contenidos de Internet asociados con el contenido de la emisión mientras ve un programa de televisión, así como el acceso al contenido no lineal, como el vídeo bajo demanda.

Sin embargo, el uso de tecnologías diferentes en el mismo mercado para el mismo tipo de sistema puede convertirse en un obstáculo crucial para el éxito, de acuerdo con la UER, que postula que la tecnología estandarizada alienta una mayor competencia entre proveedores, costos más bajos y más posibilidades de elección para los consumidores.

Principios básicos propuestos por la UER/EBU:

• Las plataformas y los dispositivos deben adaptarse a los sistemas que permiten a los organismos de radiodifusión y otros proveedores de contenido proporcionar un vínculo entre sus ofertas lineales y no lineales
• Los espectadores deben tener acceso directo a las oferta no lineal del radiodifusor al ver uno de sus canales
• Los programas de los broadcasters lineales y no lineales y servicios que se muestren en dispositivos híbridos deberán ofrecerse sin alteraciones y sin interrumpir la experiencia de visualización
• Los sistemas híbridos no debe permitir la superposición de contenido de terceras partes o de comunicación comercial en televisión sin el consentimiento del broadcasters o de una decisión activa por parte del espectador
• Las mismas condiciones deben aplicarse a las comunicaciones comerciales que aparecen en cualquier lugar en la pantalla al mismo tiempo que la emisión de televisión
• Los portales de TV híbrida, los menús y pantallas de inicio deben garantizar un acceso no discriminatorio para todos los organismos de radiodifusión y los proveedores de contenidos
• Los organismos de radiodifusión que ofrecezcan servicios a la carta deben ser claramente visible y de fácil acceso en una categoría adecuada en el menú del televisor o pantalla de inicio
• Los espectadores deben ser capaces de disfrutar de una experiencia de canal, conm por ejemplo, la opción de ir directamente a su canal favorito y una lista de canales que se puedan personalizar
• Los espectadores deben ser capaces de acceder a cualquier sitio del portal o la aplicación proporcionada por el organismo de radiodifusión en la pantalla principal
• Si el sistema híbrido incluye un motor de búsqueda de media, el contenido de la emisora (tanto lineal y no lineal) deberá estar debidamente referenciados
• Debe ser posible para el espectador volver en cualquier momento al canal que vio por última vez por medio de un botón específico
• Los sistemas híbridos no deben utilizarse para eludir la regulación de radiodifusión
• Siempre debe haber una clara atribución de la fuente de contenido
• Los broadcasters debe ser capaces de solicitar la eliminación de widgets o aplicaciones que aparecen para facilitar el acceso a los contenidos pirateados
• La emisora debe tener la posibilidad (pero no la obligación) de usar cualquier gestión de derechos digitales para proteger las partes de su producción lineal o no lineal
• El área de presentación siempre debe permanecer visible durante la visualización del canal o servicio en cuestión
• Los sistemas híbridos deben respetar plenamente las normas europeas e internacionales en la recopilación, procesamiento y utilización de datos personales
• Los datos personales que contengan información operativa no podrá ser recogida y utilizada únicamente con el consentimiento fundamentado previo de los usuarios
• Los broadcasters deberán estar informados y tener acceso a cualquier dato que pueda ser recogido a través de sistemas híbridos relacionado con el uso de los programas y servicios

vía: www.panoramaaudiovisual.com

- 11-03-2011 | Leire Gómez
La televisión por Internet gana espectadores

tv x internet

“Internet se ha convertido, en poco tiempo, en uno de los medios de acceso a contenidos televisivos más importantes”. Esta es una de las conclusiones recogidas en el Informe 2010 de las industrias de contenidos digitales. Según datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística, el informe recoge que un 25% de la población española, con edades comprendidas entre los 16 y los 74 años, utilizó Internet, a lo largo del año 2009, para ver contenidos de televisión, cifra que se sitúa dos puntos por encima de la registrada durante 2008.

Por franjas de edad, los más jóvenes son quienes más se decantan por el consumo televisivo a través de la Red. Así, prácticamente la mitad de los ciudadanos entre 16 y 24 años, concretamente el 48,6%, consumió televisión por Internet en 2009. En tan sólo dos años, además, este sector poblacional ha experimentado un aumento de doce puntos (36% en 2007 y 46% en 2008). Evolución similar ha sido la experimentada por los usuarios entre los 25 y 34 años. Mientras en el año 2007 la televisión por Internet fue consumida por un 25,5% de los usuarios con esas edades, tan sólo un año después, el número de usuario de esta modalidad de televisión había ascendido hasta casi el 37%, continuando su ascenso hasta el 39% en 2009.

Siguiendo con los datos aportados por el Informe 2010 de las industrias de contenidos digitales, a partir de los 35 años, sin embargo, el porcentaje de ciudadanos que consume televisión por Internet desciende considerablamente, aunque también en este caso presenta una evolución positiva. En este último caso, el sector poblacional en el que el consumo de televisión a través de la Red ha experimentado un mayor incremento ha sido el realizado por aquellas personas entre 35 y 44 años, que ha pasado del 17% en 2007 al 26% en 2009. No obstante, de 45 años en adelante, los índices de consumo de televisión por Internet se sitúan en cifras inferiores. Muestra de ello es que el pico más alto en este tipo de espectadores se encuentra en el año 2009, de la mano de aquellos consumidores entre 45 y 55 años, que constituyen un 18%, tres puntos más que durante el año anterior y nueve más que en 2008. La evolución de aquellos entre 55 y 64 años nos deja datos que se sitúan en el 4% en 2007, el 6% en 2008 y el 7% en 2009. En el caso de los mayores de 65 años, del 1% que consumió televisión por Internet en el año 2007 se ha pasado al 3% en 2008, situándose en un 3,4% en 2009.

Con estos datos, todo parece indicar que la televisión por Internet seguirá ganando usuarios. Las posibilidades que la Red pone a disposición de los usuarios, entre las que se encuentra el hecho de poder confeccionar su propia parrilla de programación, está haciendo que muchos telespectadores cambien sus hábitos de consumo televisivo. Tal y como refleja el informe, “el usuario adquiere una relevancia que hasta el momento no tenía. Deja de ser un mero espectador pasivo para psar a fabricarse su propia programación con los contenidos que más le interesan e interactúa con otros usuarios en relación a estos contenidos”.

- 7-10-2010 | Nereida López Vidales
El consumo de entretenimiento crece en Internet

Televisión, música y prensa se consumen cada vez más en Internet. El último estudio de consumo de contenidos digitales presentado esta semana por Asimelec revela que cada vez más gente ve la televisión y escucha música por streaming a través de servicios de Internet. Este cambio en las tendencias afecta especialmente a la prensa escrita que, según el informe, se encuentra en la peor crisis de su historia.

Los datos de Asimelec revelan que los ingresos de la prensa se han reducido en un 14,1% en el último año y que las ventas de ejemplares han caído en un 5,6%. Los ingresos por publicidad en el papel han caído un 24% mientras que los de las ediciones online han crecido un 4,2%. Tanto la difusión como la penetración han caído también en el último año: el número de personas que leen la prensa a diario han caído en un 2,3%.

Un dato revelador ha sido el de consumo de televisión. Según el informe, un 25,2% de los españoles ve la televisión por Internet.

El consumo de música en formato digital también ha ganado terreno y ha crecido en un 10%. Sobresale la rápida penetración de Spotify, que ha superado el millón y medio de usuarios en España. Además, el teléfono móvil y el smartphone van comiéndole espacio a los reproductores de mp3 y mp4 como dispositivos preferidos para escuchar música. El 15% del mercado discográfico español ya es digital, aunque no alcanza la media mundial, que está en un 27%.

vía: www.233grados.com