Universidad

- 17-12-2010 | Nereida López Vidales
Los hechos y no la tecnología, protagonistas del periodismo

diego_carcedo

Post by Ana Velasco

La verdad de los hechos y no la tecnología que se usa para comunicarlos ha sido el punto central de la última conferencia ofrecida por el Presidente de la Asociación de Periodistas Europeos, Diego Carcedo, uno de los 19 mejores periodistas de Europa, en la Universidad de Valladolid.

Un futuro audiovisual junto con la decadencia de los medios escritos y tradicionales han sido las previsiones de Carcedo para los años venideros. El cambio de soporte no supone un cambio en el periodismo según ha señalado porque lo que se valora es la objetividad y el desconfiar siempre del riesgo de la subjetividad para valorar los hechos.

Las ventajas de Internet para conectar el mundo a tiempo real y el poder para transmitir información desde cualquier lugar han supuesto en el periodismo un cambio radical según ha señalado Carcedo al explicar que los conflictos se viven por la audiencia a tiempo real, como si el espectador estuviese en el ambiente.

El desafío que las novedades de Internet suponen ha sido mencionado por Carcedo como una de las características más excitantes para el periodismo al ser los profesionales del futuro los encargados de explorar las posibilidades del nuevo mundo que se va creando. Señala Carcedo que la era digital supone un reto pero también un gran futuro y una edad de oro por sus infinitas opciones.

La evolución del periodismo en su adaptación a las nuevas tecnologías es la clave de futuro según Diego Carcedo para los años siguientes. El desconocimiento de la dirección a la que nos lleva Internet tan solo permite afirmar que es un medio que ha cambiado y va a cambiar más el trabajo de los periodistas. La convivencia de lo analógico y lo digital es previsible pero el futuro es de un mundo 2,0.

Peor informados que nunca

El gran volumen de la información que nos rodea, hace que estemos peor informados que nunca es un hecho crucial que ha señalado Carcedo en la conferencia. También ha destacado los esfuerzos del periodismo por contar los acontecimientos del mundo siempre desde la verdad., huyendo de los sensacionalismos. Ha señalado que la valoración y selección de la información garantiza el éxito de los medios de comunicación.

El desafío de la rentabilidad de los medios de comunicación, y especialmente de los digitales, supone en la actualidad para Carcedo que los medios primero quieren ganar dinero y luego informar. La libertad de expresión, prensa y la no censura son básicos en el mundo actual aunque Carcedo se ha lamentado de que sirven para ganarse enemigos.

El poder de los medios y la fugacidad de los mensajes en la actualidad son, según Carcedo, los motivos por los que las noticias no consiguen sobrevivir en nuestro mundo trepidante y los temas son olvidados pese a su importancia reduciendo temas de importancia vital como los 38 conflictos belícos en África o el desastre de Haití al ostracismo y dando sólo espacio a los temas que son rentables como la guerra de Afganistán.

Las limitaciones de los periodistas

Las limitaciones de los periodistas han sido destacadas por Carcedo que ha expresado su tristeza al ver en los medios informaciones vacías y muy limitadas pese a las nuevas tecnologías y los grandes avances técnicos. También ha destacado que el periodista siempre está en peligro, con una gran responsabilidad sobre sus hombros que queda patente tanto en una corresponsalía de guerra como en el periodismo parlamentario.

El desmitificar el papel del periodista, el riesgo y el miedo, cuando está retransmitiendo un conflicto bélico ha sido señalado por Carcedo que da protagonismo a las víctimas reales, la población civil. Ha señalado también la dureza de las condiciones en que se trabaja en el periodismo y la necesidad de preparación para cubrir un conflicto bélico o una situación de riesgo.

El periodismo sajón es el modelo que Carcedo ha señalado como mejor periodismo a pesar de que a los españoles resulta frío. Las razones se basan en la búsqueda de los hechos a través de los datos preciosos y la huida de las descripciones de hechos personales. En conclusión, ha señalado la verdad como la base del periodismo y los medios del presente como la vía para comunicar los hechos.