Contenido etiquetado por: UIMP

- 24-08-2010 | Nereida López Vidales
El teatro radiofónico, un reto para la imaginación

El teatro radiofónico El director teatral y escenógrafo Salva Bolta ha señalado que la ausencia de gestos en el teatro radiofónico es “un gran reto para la imaginación de los actores” y ha comparado el trabajo de éstos con el de los violonchelistas que, según dijo, “tienen delante la partitura y en sus manos el instrumento para imaginarla, llenarla de sensibilidad y convertirla en un sonido musical”.

Así lo aseguró durante su intervención en una rueda de prensa en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) a la que también asistieron los actores cántabros Alberto Iglesias y Joaquín Navamuel, con motivo de su participación en el Ciclo Noches de Teatro. ‘Lecturas radiofónicas de Tom Stoppard’, que han tenido lugar ayer noche y hoy a partir de las 22.00 horas en el Paraninfo de La Magdalena.

Bolta comentó que, en su opinión, “para un actor no es ningún problema prescindir de la gestualidad” y, además, consideró que este recurso permite a los profesionales “desprenderse del peso y la responsabilidad” de memorizar el texto. “Tener que recrear una atmósfera, dar carácter a una situación o hacer volar un monólogo es un trabajo que responde a la imaginación del actor, sea cual sea el código en el que trabaje”, añadió.

Por su parte, Navamuel e Iglesias coincidieron en subrayar la dificultad que entraña para un actor “no poder ver la acción del otro personaje” y tener que prestar “toda la atención” a la forma de modular la voz, de entonar y de describir cada palabra. En la misma línea, aseguraron que este tipo de teatro permite “profundizar en el texto” porque, a su juicio, “cada palabra tiene un detalle y buscar como ofrecer esa pincelada, tanto al público como a un compañero, enriquece mucho el trabajo del actor”, explicó Joaquín Navamuel.

La obra de Tom Stoppard
La obra del autor británico Tom Stoppard resulta especialmente atractiva para las lecturas radiofónicas puesto que utiliza en sus textos la argumentación contradictoria en la que los diálogos de sus personajes están impregnados de ironía, sentido del humor y juegos de palabras. A pesar de la cercanía intelectual de Stoppard al teatro del absurdo, sus personajes son inteligentes y reflexivos y la estructura dramática de su obra es lineal, llevando la historia hasta una conclusión clara y cerrada.

Autores como Samuel Beckett, Luigi Pirandello o el propio Tom Stoppard comenzaron a aglutinarse bajo la etiqueta de lo absurdo como una forma de acuerdo frente a un universo que encontraban inexplicable. Así, las imágenes de este tipo de teatro tienden a asumir la calidad de la fantasía, el sueño y la pesadilla, sin interesar tanto la aparición de la realidad objetiva como la percepción emocional del autor, proyectada en algunos o todos los personajes de la obra.

Salva Bolta
Licenciado en Arte Dramático por la Escuela Superior de Arte Dramático de Valencia (ESAD), Salva Bolta trabaja como actor hasta 1982 y, a partir de ese momento, alterna esta actividad con las artes plásticas y la museología. Bolta, que cuenta con una dilatada trayectoria profesional como actor, director y escenógrafo, ha dirigido, entre otros, el espectáculo ‘El Brujo’ (1992), ‘El perro del hortelano’ (1998), ‘Vis a vis’ (2004) o ‘Ahola no es de leíl’ (2006).

De su trabajo como escenógrafo cabe destacar la puesta en escena de ‘Bodas de sangre’ (1993), ‘Cajas’ (1998), ‘Fuera de juego’ (2000), ‘Angel’ (2005) y ‘Baraka’ (2006), entre otras obras. Bolta fue nominado, junto con Jesús Acebedo, a los Premis de les Arts Escèniques de la Generalitat Valenciana a la mejor escenografía en los años 2005, 2005 y 2007.

- 24-08-2010 | Nereida López Vidales
“Si tengo algo que decir, lo digo con imágenes”

C. Rodero La Premio Nacional de Fotografía Cristina García Rodero ha asegurado que “el mundo de las emociones” es lo que le mueve a “disparar”. “La fotografía es un lenguaje que todos entendemos”, en el que “no necesitamos saber idiomas” para comprenderlo, añadió.

“Si tengo algo que decir, lo digo siempre con imágenes”, afirmó la primera española que ha conseguido trabajar en la agencia fotoperiodística Magnum durante la inauguración del Seminario -que ella misma imparte- ‘Cristina García Rodero: el proceso creativo de una reportera’, organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP). El curso se desarrollará durante toda la semana, dentro del ciclo académico ‘El Autor y su obra’.

Con casi 40 años de experiencia, la reportera española reconoció que “un fotógrafo no es bueno sólo por las imágenes que hace, sino por lo que deja ver”. Así, explicó que lo que ha mostrado de su trabajo es “la punta del iceberg”, ya que “detrás hay miles de imágenes” que le “echan de casa”.

“No es tan importante la cámara que se tenga como lo que se quiera contar”, aconsejó a los cien alumnos que asisten al curso. Además, subrayó que “cuesta mucho editar y seleccionar las imágenes que se enseñan” porque “en cada foto dejas parte de tu vida” y “significa mucho a nivel vivencial”.

Rodero habló también acerca de su primera obra, ‘La España Oculta’, cuyo trabajo le llevó quince años (1973-1989) que, en su opinión, le hicieron fotógrafa. Relató que durante ese tiempo creció “como mujer, persona, reportera y fotógrafa”, aunque ella es pintora y licenciada en Bellas Artes.

Sus primeros pasos con la fotografía tuvieron lugar en Florencia, a donde se marchó con una beca en “unos años de búsqueda de aventura y de conocimiento personal”. Allí dijo tener su “primer encuentro con el reportaje” al salir a la calle para fotografiar las huelgas que convocaban en aquella época en Italia, a las que calificó de “blanditas”, comparadas con las que había en España.

Con 24 años obtuvo una beca de la Fundación Juan March para hacer una obra que mostrase el paisaje, la arquitectura, la gastronomía y las fiestas españolas. Así nació la idea de crear ‘La España Oculta’, con la que comenzó “dando patadas de ciego, cometiendo errores, haciendo amigos fotógrafos y otra gente en los pueblos”.

La fotógrafa señaló que en aquel momento se preguntaba “cómo es posible que no se conozca el tesoro que son las fiestas y tradiciones, con una gran variedad, riqueza y fantasía”, ya que entonces sólo se mostraba “la imagen de España que el Estado quería dar”. Por este motivo, pensó que tenía que dar a conocer “esta riqueza nuestra”, a pesar de “la juventud, la ignorancia y la falta de información”.

Sobre su trabajo actual, reconoció que pese a que trabaja a “un ritmo muy fuerte”, tiene “un gran atasco”, por lo que no le da tiempo a editar ni a enseñar todo lo que hace. Como una de sus cualidades destacó ser “muy pesada con el trabajo” y tardar en “dar por concluida una obra” hasta que no está segura de que ya no puede “aportar nada más”. “Eso es una parte positiva y negativa de mi trabajo”, insistió Rodero, quien cree que “a veces las virtudes se convierten en defectos o viceversa” y que “al final lo que hace a un fotógrafo son los aciertos y los fracasos”.

“No me imagino mi trabajo sin otra música que la de Manuel de Falla, al que escucho desde joven”, dijo la reportera, que eligió canciones de ‘El Sombrero de Tres Picos’, como la ‘Danza de la Molinera’, y el ‘Amor Brujo’ para acompañar a la proyección de su obra que mostró a los alumnos del seminario.

- 23-08-2010 | Nereida López Vidales
Foro 50+4: Repensar la televisión

Foto tendencias televisivas Los especialistas en la industria audiovisual que se dan cita esta semana en el Encuentro ‘Foro 50+4 de tendencias televisivas. Desafíos del servicio público televisivo en el entorno digital’ de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) instaron hoy a “repensar” el nuevo modelo televisivo surgido a raíz del apagón analógico, debido a la existencia de “serias dudas” acerca de la “viabilidad” de los canales que han aparecido en escena y la “diversidad” de sus programaciones, dos de las “promesas” que se esperaba que la TDT “cumpliera”.

Así lo apuntaron en rueda de prensa el presidente de Corporación Multimedia, Eduardo García Matilla; el director general de EITB y presidente de turno de FORTA, Alberto Surio de Carlos; el catedrático de Comunicación Audiovisual y Publicidad de la Universidad Complutense de Madrid Enrique Bustamante y el guionista y periodista Joan Álvarez.

Tal y como explicaron, el “momento emblemático” que se ha vivido en la industria audiovisual española con la llegada de la TDT se ha materializado en la existencia de mayor número de canales, pero, paralelamente, ha demostrado que “mayor cantidad no es igual a mayor diversidad”, dado que son “generalistas” y no “temáticos”, se nutren mayoritariamente “de reposiciones” de series y programas de éxito y están “subordinados completamente” a la cadena de cabecera de sus grupos.

Así las cosas, según Bustamante, es “difícilmente imaginable que los nuevos canales vayan a encontrar publicidad suficiente”, lo que “obliga”, apenas realizada la transición digital, a tener que “repensar de nuevo el futuro”, con un modelo “mucho más ligado a Internet y los medios on-line”.

Para el catedrático, “la televisión e Internet van a ser los grandes polos del futuro, pero no por separado, sino articulándose”, ya que “la inmensa mayoría del consumo de televisión en la Red se hace sobre los programas televisivos”.

“Las licencias televisivas cada vez van a tener menos importancia, estamos hablando de ver Internet en las pantallas de televisión compitiendo con las grandes cadenas”, añadió el presidente de Corporación Multimedia, para quien en la actualidad “se están transformando los paradigmas absolutos sobre los que se ha basado el negocio de la televisión”.

Desde su punto de vista, esta circunstancia “obliga” a “replantear todo lo que se ha hecho hasta ahora” y buscar “modelos de referencia” que permitan hacer frente a “la desmasificación de los medios masivos”.

En este sentido, García Matilla explicó que la “individualismo” del espectador a la hora de consumir contenidos audiovisuales está creando “una nueva forma de relacionarse entre los productores generadores de contenidos y la audiencia” y es, a la vez, “un drama para el modelo preexistente” y “una oportunidad”, siempre que “se estudie al público” y “se generen contenidos específicos”.

Al respecto, destacó que “uno de los problemas de la televisión es que los programas de éxito cada vez tienen menos audiencia” y los índices de fracaso de las nuevas propuestas “es muy alto”, alcanzando el 90,6 por ciento “en alguna cadena generalista”.

Modelo Público Autonómico

Para el presidente de turno de la FORTA y director general de EITB, la llegada de la televisión digital terrestre ha sido “la mayor revolución en 50 años de historia”, pero “acarrea bastantes peligros” para el modelo público autonómico, debido a los “problemas de financiación”.

Surio de Carlos realizó una “defensa firme” de la persistencia del sistema de financiación público privado del sector autonómico y reivindicó “una relación respetuosa y de no agresión por parte del modelo privado”.

Así, y aunque aceptó el objetivo de conseguir un sector público “más austero y racionalizado”, realizando para ello “los ajustes que sean necesarios”, destacó la importancia de su “continuidad” en favor de la “diversidad” cultural que aporta la existencia de contenidos específicos que se emiten en las televisiones públicas, un reflejo, según afirmó, “del estado autonómico español”.