Contenido etiquetado por: interacción

- 22-04-2012 | Ocendi
El factor R de las TRIC

Manovich define la pantalla como “superficie rectangular que encuadra un mundo virtual que existe en el mundo físico del espectador”. Esta superficie, en la que están clavadas las miradas de los espectadores, usuarios, jugadores y participantes, encuadra un conjunto de sustantivos que dotan de significado y sentido el contexto del entorno comunicativo mediado por la tecnología.

Hablaremos de seis sustantivos  contenidos e interconectados en la propia R.

Interacción: con grados y niveles que enlazan de modo estrecho y significativo. Partiendo del modelo de Carmen Marta, que se inicia con el primer estrato del espectador, seguido del receptor, del perceptor crítico, hasta llegar al perceptor participante, que interacciona de manera multidimensional para convertirse en un sujeto concienciado, partícipe y actante, como ser social y ciudadano comprometido. Una interacción, que trasciende la dimensión de la interactividad, y recoge de la misma la inmediatez, en cuanto que exige una gran velocidad en su acceso y rapidez en su respuesta, por lo que la dota de enorme complejidad; participación, en cuanto existe una permanente invitación a la respuesta, a la recreación y producción de contenidos; individualización, dado que la interacción se produce en un contexto personal, situacional, cultural concreto. Estos tres elementos son un termómetro cualitativo que marca el grado de interacción, estrechamente vinculado a la implicación emocional de relaciones que puede generar la red.

Conexión: Conectivismo, “es una teoría del aprendizaje para la era digital que ha sido desarrollada por George Siemens, basada en el análisis de las limitaciones del conductismo, el cognitivsmo y el constructivismo, para explicar el efecto que la tecnología ha tenido sobre la manera en que actualmente vivimos, nos comunicamos y aprendemos”. Recoge, e integra los principios expuestos en la teoría del caos, recoge la esencia de las redes neuronales y aplica los principios de la complejidad yla autoorganización. El ciclo de desarrollo que permite el conocimiento se realiza en nodos que retroalimentan el aprendizaje. Esta teoría del aprendizaje, todavía en debate y experimentación, contextualiza los procesos de flujos de información y comunicación que generan y amplifican las redes sociales.

Reciprocidad y horizontalidad: las prácticas digitales pueden producirse en un alto grado de reciprocidad, como encontramos en los videojuegos, redes sociales, conversaciones online o gestión de recursos como intercambio de fotos, descargas de música o comentarios y flirteos en torno a un evento. Estas prácticas contienen una dimensión dialógica que ya desarrolló en los años setenta Paolo Freire,  en sus célebres 20 máximas que explicitan el carácter horizontal, sin contaminaciones de poder, ni jerarquías, y transparente en la relación.

Lúdico: Existe un antes y un después del Homo ludens de Huizinga. Ya hemos hablado en momentos anteriores sobre la dimensión lúdica y social que caracterizan las nuevas audiencias. El ocio digital es hoy más que nunca un espacio de relación en el que la participación es un valor garantizado. Los videojuegos son el escenario que mejor ilustran cómo los jugadores veteranos generan un clima de confianza festiva y provocan unas corrientes de prestigio y reconocimiento social y comunitario debido a la propia construcción y recreación del juego, mediante la elaboración de guías y espacios de colaboración. De manera que hasta las trampas son posibles. Entre la dimensión recíproca/horizontal y la lúdica se producen un conjunto de interrelaciones que permiten el aprendizaje colaborativo, y lo que algunos autores como Cristóbal Cobo, denominan aprendizaje invisible que describe un entorno abierto, plural  en su construcción desde diferentes miradas y ángulos, pero también contradictorio, limitado y preñado por el poder, y la necesidad de actuar de un modo autónomo y crítico.

Competencia: El desarrollo de las competencias digitales amplía las interacciones entre el sujeto y la pantalla, e intervienen en la dimensión crítica, analítica y reflexiva, con la que se abordan los mensajes, tanto en el plano de la recepción como de la participación.  Por ello, consideramos la educación en el modo de relacionarse con las pantallas como una praxis holística.
 
Relación: En una doble dirección. Endógena, que abarca las tres dimensiones del sujeto (cognitiva, emotiva y social), y exógena con tres niveles de integración y proyección (individual, social y ambiental). El documento Habilidades para la Vida, propiciado por la OMSen los años noventa, especifica con un conjunto de competencias, este carácter relacional.

- 7-02-2012 | Ocendi
Salud digital

La salud digital es hoy una prioridad en los ámbitos educativos, comunicativos y sanitarios. Uno de los factores que más energía positiva puede aportar es el valor añadido de lo intergeneracional. Los yayos, los peques y el entorno multipantalla forman parte del paisaje doméstico, ante el cual no existe un modelo educativo y comunicativo todavía experimentado.

Hemos querido abordar este reto aprovechando la presencia de una investigadora que ha entrado en el universo digital de los abuelos y abuelas. En esta línea hemos concluido en la Universidad de Zaragoza, dentro del Grado de Periodismo, un seminario. Disfrutamos de la presencia invitada de la profesora de la Universidad de Córdoba (Argentina), Pilar Novell, quien nos ofreció su visión y experiencia en el marco de la comunicación digital, concretamente los blogs, como práctica cultural en la tercera edad.

Este encuentro entre los estudiantes y la profesora ha sido una excelente ocasión para provocar un espacio de interacción intergeneracional. Su ponencia y posterior coloquio desgranarán conceptos y constructos hoy muy vigentes y discutidos como la brecha digital, inmigrantes y nativos digitales, narrativas digitales, fractura intergeneracional, prácticas culturales y digitales de los jóvenes, nuevos perfiles del periodismo.

Las narraciones han formado parte de la cuna de la humanidad. Han sido muchas las historias que abuelos y nietos, madres e hijas, han compartido antes de entrar en la noche y en el mundo de los sueños. El jueves también habrá sintonía intergeneracional, donde lo presencial y lo virtual formarán parte del mismo encuentro, del mismo aprendizaje, en el entorno de la red comunicativa.

vía: educarencomunicacion.com/2012/01/comunicacion-digital-y-encuentro-intergeneracional/

- 19-01-2012 | Ocendi
Lo intergeneracional en las narrativas digitales

En la trayectoria investigadora de estos últimos años nos hemos encontrado con aspectos nucleares de la comunicación audiovisual como las narrativas, los públicos y las audiencias. En varias investigaciones en las que participamos:

Competencias mediáticas;
El uso de las TIC y la Brecha Digital entre adultos y adolescentes;
Consumos y mediaciones de familias y pantallas;

hemos verificado que el escenario multipantallas ha transformado la vida familiar, socio-cultural y económica de estos albores de siglo.

Producto de estos estudios en parte, e interpelados por los convulsos cambios sociales y comunicativos, hace un tiempo que nos cuestionamos sobre la necesidad de convertir la denominada “brecha digital” en encuentro intergeneracional.

El jueves 12 de Enero tuvimos la oportunidad de materializar estos proyectos en una dinámica didáctica y comunicativa, que también se convirtió en laboratorio social y de aprendizaje con nuestros alumnos y alumnas de tercero de periodismo en la universidad de Zaragoza, tal y como describe este post:
Comunicacion digital y encuentro intergeneracional/

Al día siguiente, la clase de narrativa se convirtió en una conversación abierta al mundo sobre cómo los abuelos y abuelas, desde sus blogs, no sólo envejecen saludablemente, sino que también brindan la oportunidad de que un grupo de jóvenes, futuros periodistas, abran un debate abierto al mundo en el entorno twiter, lo que se convirtió #intergeneracional en Trending topic el viernes 13 a las 11 de la mañana.

Disponéis de la descripción de la experiencia Intergeneracional Narrativas Interacciones

Alumnas que estaban de Erasmus en Oslo, muchos abuelos y abuelas distribuidos por el mundo, los futuros periodistas de Zaragoza, y otros muchos internautas construyeron una narrativa, que gracias a las nuevas tecnologías, fue territorio sin barreras para el encuentro generacional.

El descubrimiento de las potencialidades de la narrativa digital mediada por lo presencial, y el legado de las personas de la tercera edad que contagian salud y optimismo, han contribuido a presentar una alternativa a la brecha digital. Consideramos que esta experiencia, todavía inacabada, abre muchas puertas y muchos interrogantes al universo de la comunicación.