Contenido etiquetado por: festival de cine

- 11-09-2010 | Nereida López Vidales
Luciano Berriatúa: Gran aventurero y explorador del cine

 
Homenaje Luciano Berriatúa - Sala BErlanga FCM-PNR 2010

El FCM-PNR rindió homenaje al director y restaurador Luciano Berriatúa con la presentación en la Sala Berlanga del libro Luciano Berriatúa, gran aventurero y explorador de cine.

“Yo pensaba que esto iba a ser simplemente una reunión de amiguetes y no sé si esto es una enorme broma de la que despertaré mañana”. Luciano Berriatúa miraba la platea de la Sala Berlanga, poblada de espectadores para rendirle homenaje y no daba crédito que la gente le aplaudiera por “simplemente hacer lo que me gusta. Estoy como un astronauta que cuando vuelve a la tierra está todo cambiado. Me va a costar asimilarlo”.

Y eso que el poder homenajearle era, como dijo Ignacio Armada, coordinador de proyectos del Instituto Buñuel, “un acto de justicia. Él, como saben, es un gran hombre de cine, un investigador, un historiador, un pionero en la manera de entender la historiografía en nuestro país. Cada vez que alguien habla de Murnau sale su nombre ya que es uno de los mayores especialistas en el mundo”.

Y es que el libro presentado ayer, escrito por Mercedes Miguel Borrás y Alberto Úbeda-Portugués, pretende acercar al lector todas las facetas de un personaje del que, según Elena Medina, directora del festival “sólo conocemos unas pocas, ya que Luciano siempre se nos escapa algunas de sus múltiples labores. Por eso para mí es un placer poder ayudar a descubrirlas”.

Era un día de estrenos, primera jornada del FCM-PNR, que no pudo comenzar con más fuerza con el homenaje a Berriatúa, portada de un evento “que no es de estrellas glamurosas, sino de personas que ponen una forma distinta de contar las historias”. Berriatúa personifica con su polifacética labor el espíritu de la Plataforma de Nuevos Realizadores.

Elena Medina, directora del 19 FCM-PNR (centro), los autores del libro (a la izquierda), Ignacio Armada del Instituto Buñuel (al fondo), y Luciano Berriatúa, en primer plano. Foto: martaescenica

 

Las “virtudes” de Berriatúa

“Me parece muy interesante esta idea de hacer homenajes a gente que considera que el cortometraje en sí es algo y no una especie de carrera de caballos para llegar al largo; es un mundo en sí mismo y para mí tiene tanta importancia como un largometraje. Muchos han dedicado años al corto como paso para llegar a  hacer largos, y yo lo he hecho al revés; soy muy feliz”. Luciano Berriatúa destacó en su intervención que desde “este punto de vista me parece coherente este libro; desde otro punto de vista es desorbitado, ya que soy egoísta y hago las pelis que a mí me gustan y no lo que dicta la industria. Me metí en la restauración por Murnau porque era el cineasta que más me gustaba … encima de que lo haces para ti hay gente que te paga por eso, aún no me lo creo.”

En un clima distendido y relajado, el cineasta bromeó con lo que consideraba “algunas de sus virtudes”: “A parte del egoísmo, otra de mis virtudes es ser perezoso; cuando de pequeño vi 101 dálmatas, de Disney, me cambió la vida y decidí que quería dedicarme a eso, a la animación. Cada vez que estoy deprimido me la pongo”. Berriatúa comentó en tono jocoso y cercano, que la animación es una técnica que requiere mucho tiempo y que él, a pesar de que se sentía muy motivado, lo iba postergando en el tiempo, al igual que lo hacía con la restauración de películas: “Eso significa que soy muy lento; Nosferatu lo empecé en 1977 y la terminé en 2006. Tengo plazos muy largos para hacer las cosas, sin prisas. Mi tercera virtud es que soy my cobarde, esto de que me saquen aquí es un regalo envenado: a mí lo que me gusta es que nadie me conozca y hacer lo que me gusta. Por lo demás, estoy encantado; ha sido una experiencia maravillosa y además he encontrado nuevos amigos mientras se escribía el libro”.

El cine desde dentro

Los autores del libro-homenaje a Luciano Berriatúa, Mercedes Miguel Borrás y Alberto Úbeda Portugués, elogiaron en su intervención la gran figura de este cineasta, sorprendente, genial y poco conocido para el público general.

La obra surgió gracias al acuerdo alcanzado entre el festival de Cine de Madrid-PNR y el Instituto Buñuel para iniciar una colección de monografías cuyo objetivo será rendir un homenaje a aquellos autores del cine español que se han dedicado especialmente al cortometraje. Esta colección inicia su andadura con todo un número uno como es Luciano Berriatúa: “Nos abrió sus puertas y nos dio a conocer un universo interminable. Cuando uno se acerca a Luciano piensa que es un director, ¿pero de qué? De largometrajes, pero también de cortometrajes,  de cine experimental pero también de películas de animación”, señaló la doctora y profesora en comunicación audiovisual, Mercedes Miguel.

Ambos autores subrayaron la intensa labor  de Berriatúa como estudioso del cine de Murnau, “no tiene precedente. El prestigio que ha conocido no tiene parangón en el mundo del cine. Lo curioso e interesante es que siempre se percibe un interés por la búsqueda para hacer revivir textos e imágenes a través del cine”, comentó emocionada Mercedes Miguel.

La estructura del libro, en opinión de los autores, no podía ser cronológica sino caleidoscópica, como el universo de Luciano Berriatúa: “A través de los diferentes capítulos descubrimos a un cineasta independiente, total. A lo largo del texto descubrimos su evolución como director, su labor como restaurador… Lo admirable  es que no es sólo un estudioso o un director, si no que conoce el cine desde dentro como montador, guionista, director de fotografía, y este profundo conocimiento del cine es lo que le ha permitido hacer su labor. Es minucioso, detallista, busca siempre ese negativo que le va a proporcionar esa mayor calidad”.

El crítico cinematográfico y escritor, Alberto Úbeda Portugués, concluyó en su intervención que Luciano es una de las grandes figuras del cine independiente español de las últimas décadas y que Murnau no se entendería ahora mismo  como lo hacemos si careciésemos de su labor: “Luciano busca referentes pictóricos para tratar de `meternos´ en esa época, para introducir anacronismos que utiliza para trasladarnos de nuevo al presente. La animación es muy importante es su vida (…)  Pero no podemos olvidar que a  Berriatúa le interesa hacer el cine de la época de la muerte de Murnau, fundamental en su trayectoria profesional e incluso vital, porque en su opinión, el cine sonoro cortó la intensa evolución de la imagen hasta 1931. En plena era digital, Berriatúa sigue adelante con Orson Wells, con Campanadas a media noche, y como el título del libro dice, es un gran explorador y un aventurero impresionante de la maravillosa aventura que es el cine”.

La estructura del libro

 El libro consta de cuatro capítulos en los que se dibuja una retrospectiva del autor a través de sus obras y el análisis de la época histórico-cultural correspondiente cuyo fin es  mostrar la evolución del propio artista. El primer capítulo está dedicado a los años sesenta, setenta y ochenta, con un perfil centrado en la ficción y el impulso a la imaginación;  el segundo  se centra en el descubrimiento de Murnau y la influencia que ejercerá desde entonces en Berriatúa, pero también de su interés por la alquimia y su defensa de Walt Disney;  el tercer capítulo muestra el aspecto más investigador del director cinematográfico y cómo se vuelca en la restauración de obras de cine, actividad que no ha dejado desde entonces;  y,  por último, el cuarto capítulo habla de cómo Luciano Berriatúa es además un artista moderno, que tiene en cuenta las nuevas tecnologías y que se siente partícipe de la actual era digital.

El libro se completa con varios apartados y valiosos índices acerca de su filmografía que contienen las claves para entender su obra.

- 4-09-2010 | Nereida López Vidales
Una puerta abierta a las nuevas creaciones

rueda de prensa en la FNAC Hace más de veinte años un grupo de jóvenes creadores, en su mayoría directores de cortometrajes, juntaron sus fuerzas para crear una plataforma desde donde reivindicar un producto que, por aquel entonces, tenía un circuito de distribución extremadamente limitado: el corto. Nació así la Plataforma de Nuevos Realizadores, impulsada por jóvenes cineastas entre los que figuraban nombres como los de Fernando León de Aranoa, Iciar Bollaín o Jaime Rosales. Hoy en día, el Festival de Cine de Madrid, organizado por la PNR cumple ya su 19ª edición, ofreciendo un producto maduro y ampliado, en el que no sólo tiene cabida el mundo del corto, sino también el largometraje, el cine experimental, el documental… en un evento abierto al mayor número de formatos posible.

Y es que el Festival de Cine de Madrid-PNR sigue luchando por abrir hueco a los jóvenes creadores en un circuito que suele ser muy cerrado, y más en tiempos de crisis, como comentó su directora, Elena Medina, en la presentación del festival a los medios: “desde el año pasado sólo oímos la palabra crisis y más crisis, y a pesar de esto dentro de todo ese mundo hay empresas e instituciones que deciden apoyar iniciativas como ésta, un festival plataforma. Desde aquí se impulsa a jóvenes cineastas, no sólo en edad, si no en carrera y proyectos cinematográficos.” La directora recalcó que desde el festival se apoyan formatos nuevos y más atrevidos que en las salas comerciales ya que los jóvenes cineastas lo son  ”por el cine que hacen, por los medios que utilizan, por las formas que tienen de contar sus historias, por las maneras en que producen… El joven cineasta es más que alguien que tiene pocos años o una o dos películas: es alguien que tiene juventud a la hora de contar una historia.”

Desde el año pasado el FCM-PNR se abrió al largometraje, recibiendo esta edición más de 340 películas a concurso. Este cambio, según explicó José Fernández, presidente de la PNR, se debe a la facilidad que aportan las nuevas tecnologías a los directores noveles a la hora de crear su primera obra: “el corto se veía antes como una plataforma de paso, pero ahora que incluso se puede rodar un largo por el precio de un corto, creo que se ha generado un nuevo tipo de productor, que si tiene una idea busca la forma de sacarla adelante. Queremos que toda esa gente que se está dedicando al cine no vea esto como una etapa, que se quede, y que la PNR no sea sólo para cortometrajistas. Hemos dado un cambio de rumbo desde el año pasado, incluyendo largometrajes y nueva secciones y creo que el festival es el buque insignia de nuestra labor, que no es la única a lo largo de todo el año, pero sí la más visible y la que lleva más esfuerzo.”

Secciones oficiales y ciclos

El festival se desarrollará desde el día 9 de septiembre hasta el 16, y los largometrajes a concurso en la sección oficial serán proyectadas en el Cine Estudio del Círculo de Bellas Artes, al igual que otros años, en donde también podremos visionar los cortos de la sección oficial, así como otras secciones: “Hecho en Castilla La Mancha”, en donde podremos contemplar algunos de los trabajos más destacados de esta comunidad, la “Sesión Documenta”, en la que se proyectará una selección del palmarés de cortometrajes de “Documenta Madrid 2010”, “Pasaron por aquí”, dedicado a cineastas que estuvieron en la plataforma,o el ciclo “Experimenta – El nuevo cine”, en el que se recogerán trabajos de un carácter más experimental que habitualmente no tienen cabida en los circuitos comerciales habituales.

Otra de las sedes del festival será el Cine Doré-Filmoteca española, en donde este año se proyectarán las sesiones del ciclo “Hazlo tú misma”, en reconocimiento a una figura del cine cuya trayectoria esté marcada por la iniciativa e independencia de sus trabajos, al margen de su repercusión comercial. En su estreno irá de la mano de una directora: Marta Balletbó Coll.

El festival incluye además la sección “Caracas Videopack”, en la que podremos ver proyectos de video creación y cine experimental que se engloban dentro del proyecto Barril Cultural, llegado desde Venezuela. José Alejandro Gutiérrez, consejero de la embajada de Venezuela resaltó que el barril cultural “tiene un interés particular porque representa una forma de ser y de crear, lo hemos orientado hacia el barril petrolero, pero hemos querido darle otra dimensión a ese barril, con un contenido de películas insignes del cine venezolano pero también dando cabida a la animación y el vídeo arte de Caracas. Estamos muy ilusionados en el proyecto, en cuanto recibimos la llamada del festival no lo pensamos ni un segundo y estamos ansiosos de que llegue el día de la inauguración.”

El FCM- PNR apuesta además por acercar a público y artistas en los encuentros abiertos a los espectadores en el Café Galdós, en donde todos los días, cineastas de la sección oficial de largometrajes y público en general están invitados para compartir un café y un rato de participativa tertulia.

Nuevas sedes

Este año se incorporan además dos nuevas sedes al festival. Una de ellas es la Sala Berlanga, desde la que Ignacio Armada, del Instituto Buñuel, anima a los espectadores a ver un cine distinto y de calidad: ”Desde el Instituto apostamos por este tipo de proyectos, así como de una de las sedes, la sala Berlanga, que apuesta por un cine de calidad en un espacio con todas las nuevas tecnologías del momento. Por eso cuando surgió la colaboración con el festival no lo dudamos ni un momento, con una gran ilusión también por el homenaje que se rinde a una personalidad como Luciano Berriatúa. Por eso estamos orgullosos de poner una sala a disposición del festival, una sala que esperamos el público apoye también cuando éste se acabe.”

La otra sede supondrá la salida del festival de la ciudad de Madrid, ya que se trata de la sala “El aborigen”, en Cercedilla. Según Ángela Ruiz, responsable de la sala “acogemos el festival con mucho gusto; es una plataforma de lo más actual y así nos sentimos nosotros también. Nuestra sala surge como un homenaje a esos creadores, a esos aborígenes, que han rodado su corto y quieren proyectarlo, exponer su obra. Los creadores de la sala también somos creadores, hemos restaurado el espacio y todos nos dedicamos a las artes. Tendremos el gusto de contar con la sección oficial y socios de la PNR y espero que la colaboración sea por mucho tiempo.”

Homenaje a Luciano Berriatúa

El festival rinde homenaje en esta edición a Luciano Berriatúa, director, restaurador y con una polifacética en el mundo del celuloide, con la exhibición de varios de sus trabajos y con la presentación del libro “Luciano Berriatúa. Gran aventurero y explorador de cine.” El veterano cineasta se declaraba muy halagado: “Estoy muy feliz de este homenaje, me parece una cosa muy loca, aunque con un regustillo amargo, porque a partir de los sesenta años homenajes, un libro… dan la sensación de que me quieren jubilar pero estoy seguro que tendrán que sacar un segundo volumen del libro porque voy a dar de sí para que se haga”. La presentación del libro tendrá lugar en la Sala Berlanga el viernes 10 a las 20:00 h.

PARA SOLICITAR MÁS INFORMACIÓN:

Pueden encontrar toda la información relativa a la última edición del festival en la página web:
vía: www.festivalcinepnr.com

- 2-08-2010 | Nereida López Vidales
II Picnick Festival

II Picnick Festival La Universidad Internacional Menéndez Pelayo comenzará mañana, en el Campus de Las Llamas, las proyecciones de los largometrajes que compiten en la sección oficial del II Picnick Festival, que se celebrará del 3 al 7 de agosto mostrando lo último en creación audiovisual, performance y videoinstalación.

Así, el Paraninfo de Las Llamas albergará las sesiones de ‘Europicnick’ en pases que comenzarán a las 18.00 y a las 20.00 horas. Los espectadores podrán ver ‘Amanecer en Asia’, de Dionisio Pérez Galindo, el martes a las 18.00 horas y el viernes a las 20.00 horas. El film cuenta cómo lejos de su casa, en un lugar indeterminado del tercer mundo, una mujer salva la vida de un desconocido.

El miércoles a las 20.00 horas y el viernes a las 18.00 será el turno de la película de Aitor Gaizka ‘The symmetry of love’, que narra el comienzo de una relación entre dos jóvenes a raíz de la aparición de una agenda en las calles de Londres.

El martes, a las 20.00 horas, se proyectará también ‘Branding Kosovo’, un viaje personal a la creación de un nuevo estado europeo dirigido por Diego Hurtado de Mendoza. Un día después, el miércoles, Las Llamas exhibirá la película ‘Los minutos del silencio’, de Rafael Robles Rafatal, que narra la historia de un periodista que se traslada a un entorno rural para investigar una misteriosa muerte.

Además, la UIMP colaborará con otra de las secciones del festival, ‘Packnorama’, en la que se mostrará al público una selección de las películas más destacadas del último cine europeo. Las sesiones se celebrarán al aire libre, en la Campa de La Magdalena.

La selección de obras está compuesta por las películas ‘Vacaciones de Ferragosto’, de G. di Gregorio (Italia); ‘Bienvenidos al Norte’, de Dani Boon (Francia); ‘Al otro lado’, de Fathi Akin (Alemania), y ‘Déjame entrar’, de John Ajvide Lindqvist (Suecia), que se proyectarán el martes, miércoles, jueves y viernes, respectivamente, a las 22.00 horas.