Contenido etiquetado por: contenidos digitales

- 5-07-2011 | Nereida López Vidales
Radio 3.0. Una nueva radio para una nueva era

“Radio 3.0. Una nueva radio para una nueva era. La democratización de los contenidos” es una obra que pretende acercar el momento actual de cambio en la radio a todos aquellos que se sienten atraídos por el medio más cercano. Con prólogo del periodista Diego Carcedo, Nereida López Vidales y Miguel Ángel Ortiz Sobrino han elaborado un exhaustivo trabajo sobre la situación actual de la radio y los retos a los que se enfrenta en el umbral de la web 3.0. El libro analiza con detalle la transformación que está viviendo el medio radiofónico ante las nuevas tecnologías, los nuevos hábitos de las jóvenes generaciones y la aparición de nuevos perfiles profesionales ligados a la implantación de las NTIC en las redacciones.

La obra cuenta con la colaboración de autores de prestigio como Pilar Martínez Costa, Carmen Peñafiel, Manuel Gertrudix, Virginia Guarinos, Fernando Peinado, Francisco García, etc.

diego_carcedo Prólogo del libro por Diego Carcedo

La radio, ayer, hoy y mañana

La historia de la Radio es la historia de una muerte anunciada y de una resurrección gloriosa. Nadie apostaba por su futuro cincuenta o sesenta años atrás cuando de pronto la televisión irrumpió en nuestras sociedades dispuesta a cambiarnos la vida. Los viejos receptores de galena fueron arrinconados para dejar el lugar preferente de las salas de estar a aquellos armatostes dudosamente estéticos que eran los televisores. Feos, sí, pero todo un lujo para las familias con posibles o, cuando menos, con capacidad para endeudarse, que cada noche concentraban a su alrededor a abuelos, padres, hijos y nietos con la misma solemnidad y atención con que acostumbraban a asistir a la misa dominical.

En los medios escritos, periódicos y revistas, se proliferaron durante un tiempo las necrológicas más o menos elogiosas por la radio previsiblemente difunta. Los pronósticos, fundamentados en deducciones lógicas, coincidían: quedaban algunos adictos residuales a la radio pero su supervivencia era cuestión de tiempo, poco. Nadie en su sano juicio iba a perder sus horas de relax escuchando radionovelas o programas de variedades pudiendo escucharlas y además verlas en la pantalla del televisor. No contaban los más sesudos analistas ni en la capacidad de las tecnologías para adaptarse a las diferentes necesidades ni, aún menos, con la capacidad de los profesionales para aprovecharse de las ventajas que ofrecían las nuevas tecnologías.

El descubrimiento de los transistores y su principal desarrollo, la radio móvil, enseguida abrió horizontes inesperados para aquel medio fundamentado en el sonido que, además de ofrecer una enorme capacidad para difundir todo género de mensajes, añadía a sus ventajas la de la rapidez, a menudo incluso la instantaneidad, y sobre todo la accesibilidad que brindaba a los oyentes en cualquier lugar y circunstancia. Leer el periódico o ver la televisión requieren atención exclusiva; es imposible su seguimiento haciendo cualquier otra cosa. La Radio, en cambio, permite su escucha mientras se trabaja, se viaja o se estudia. Esta posibilidad fue la que muy pronto le permitió la recuperación del terreno perdido y, lo más importante, afianzar el futuro que tiene garantizado.

Pero no fue sólo la evolución tecnológica la que logró in artículo mortis que la Radio volviese al primer plano de la comunicación en España y en el resto del mundo, y a recuperar su condición de medio de masas de primer orden. También influyó decisivamente la rápida y eficaz reacción de muchos de sus profesionales que, lejos de aferrarse en actitud suicida a unos planteamientos superados por la competencia de la televisión, supieron buscar y encontrar el hueco que la Radio tenía reservado en exclusiva y llenarlo con nuevas ideas y nuevos formatos inexplorados hasta entonces, pero que, sin duda, merecían el interés de los oyentes y llenaban sus exigencias. Desde ese momento la Radio no paró de recuperar el terreno perdido y de adquirir seguidores incondicionales.

Hay dos ámbitos muy concretos de interés en los que la Radio no ejerce el monopolio pero sí la supremacía: el musical y el informativo. En ambos campos, a los que habría que añadir su desarrollo como medio mundial a través de Internet, tiene la radio su enorme potencial y, partiendo de ese potencial, el reto que le plantea su futuro. Un futuro apasionante para los oyentes y los profesionales que es abordado con el mayor rigor en el análisis y el mejor acierto en los argumentos, por los editores y autores de este libro. He tenido la suerte de ser el primero en leerlo y, por lo tanto, también seré el primero en pronosticarles a quienes me sigan, que su lectura y sus teorías no les defraudarán.

Diego Carcedo
(Ex director de RNE)

- 27-05-2011 | Nereida López Vidales
Impulso a la Industria de Contenidos Digitales

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, ha presentado el Plan de Impulso de la Industria de los Contenidos Digitales 2011-2015, que se llevará a cabo en el marco del Plan Avanza 2 con el objetivo, entre otros, de aprovechar el potencial creativo de nuestro país en este ámbito.

Los contenidos digitales representan un papel cada vez más protagonista en el impulso y desarrollo de las economías y las sociedades modernas. Este sector engloba actividades tan dinámicas como el vídeo, la música, la televisión, el cine, la comunicación, la publicidad, los videojuegos y los contenidos para móviles e Internet. Además, constituye un activo de sustancial presente y enorme potencial de futuro para nuestro país, por sus características tecnológicas, creativas y de demanda social.

Consciente del potencial de este sector, el compromiso del Gobierno con el desarrollo de los contenidos digitales en España se ha hecho patente en las medidas impulsadas en el marco del Plan Avanza. Este compromiso se ve renovado y fortalecido con el Plan de Impulso de la Industria de los Contenidos Digitales, que se enmarca en la Estrategia 2011-2015 del Plan Avanza 2.

El nuevo Plan se ha elaborado sobre tres premisas:

• La colaboración. Por ello, se ha elaborado sobre la base de la participación y el consenso con todos los actores implicados.

• El talento. Tiene como objetivo fomentar y dar apoyo a la verdadera materia prima de los contenidos digitales: el factor humano y el talento creativo.

• Una actualización continua. Constata que la industria de los contenidos digitales va a seguir transformándose en el futuro, identificando continuamente nuevas vías creativas que se materializarán en oportunidades de inversión y creación de empleo.

Áreas de actuación y presupuesto:

El Plan de Impulso de la Industria de los Contenidos Digitales incluye medidas destinadas no sólo a lograr un sector de contenidos digitales más grande, sino también uno mejor, más capacitado y potente para competir en un escenario global.

El Plan define seis áreas de actuación que aglutinan quince medidas concretas que se pondrán en marcha en 2011:

• Crecimiento del sector, a través de una convocatoria de ayudas con el objetivo de potenciar el desarrollo de la industria de los contenidos digitales.

• Impulso de la creación de nuevas empresas y negocios, mediante un programa de impulso del capital-riesgo para inversiones en empresas de contenidos digitales, así como un programa de acompañamiento dirigido a emprendedores e inversores en contenidos digitales.

• Formación y capacitación en contenidos digitales tanto para empleados de pymes como programas específicos de capacitación de profesionales en contenidos digitales.

• Difusión de la industria de los contenidos digitales mediante la participación en eventos como FICOD, Campus Party Milenio, Mobile World Congress, CeBIT y NAB.

• Protección de la propiedad intelectual mediante la reciente adopción de medidas de carácter normativo en el marco de la Ley de Economía Sostenible y por medio de una campaña para la sensibilización del uso de software legal.

• Internacionalización de la industria de contenidos digitales mediante un programa de acompañamiento con un enfoque gradual que se adapte al distinto nivel de madurez de las empresas beneficiarias.

El Plan recoge un compromiso presupuestario para 2011 de más de 205 millones de euros por parte del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. De esta cantidad, 165 millones se destinarán a la convocatoria de Contenidos Digitales y el resto a otras actuaciones como formación, difusión e internacionalización de la industria.

Este compromiso se suma a los fondos ya movilizados hasta el año 2010 en el marco del Plan Avanza para fomentar el sector de los contenidos digitales. En concreto, hasta el año 2010 se han aprobado 833 proyectos, movilizando fondos en el entorno de los 1.300 millones de euros, de los que el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio ha aportado más de 780 millones de euros.

En paralelo a este Plan, la Estrategia 2011-2015 del Plan Avanza2 recoge el impulso a otras medidas que indirectamente impulsan el sector de los contenidos digitales. En este sentido, los avances tecnológicos, el desarrollo de las redes de nueva generación, la mejora de la disponibilidad del espectro radioeléctrico para nuevos servicios de telecomunicaciones y el incremento del tráfico a través de las redes de banda ancha serán factores que estimularán la demanda de contenidos digitales en el futuro más inmediato.

Datos del sector de los contenidos digitales

La industria de los contenidos digitales facturó en el año 2009 un total de 8.004 millones de euros, lo que supone un incremento del 33% en relación con el año anterior. En el año 2010, se estima que el sector de contenidos digitales ha superado los 9.000 millones de euros de ingresos, con un crecimiento medio de 12,5%, que en algunos sectores supera el 20%, como es el caso de la publicidad online.

vía: www.profesionesdigitales.com

- 3-05-2011 | Ocendi
Definiendo los retos de la convergencia en los medios

incirtv

Son muchas las aportaciones que desde el mundo académico, empresarial y tecnológico se han hecho a lo largo de las I Jornadas INCIR TV, “Competidores y Aliados: Medios en convergencia, los nuevos retos en comunicación”, celebradas estos días en el CEU San Pablo de Madrid, en un entorno donde palabras como hibridación, sinergias y convergencia digital han dominado los debates y ponencias.

Abrió la jornada el profesor Alejandro Navas, Director del Departamento de Comunicación Pública de la Universidad de Navarra, con la ponencia “La sociedad de la convergencia”. Hablo de convergencia dentro de los tres tipos de comunicación, información, entretenimiento y persuasión, donde existe convergencia ya que los términos se están solapando entre sí. Existe, por esta misma coyuntura, una gran relevancia en términos económicos ya que el oficio, la profesión y el negocio, dan muestras de características comunes y como consecuencia, aparecen nuevos actores dentro los procesos de comunicación sobre todo financieros que olvidan el servicio a la colectividad que es una parte intrínseca de la comunicación, en este sentido se produce una convergencia indeseable. Por el contrario, también habló de convergencias deseables, que es aquella que debería darse entre la Universidad y la Empresa, por la generación de proyectos comunes y así avanzar en desarrollos innovadores.

Posteriormente se celebraron tres mesas redondas, de donde se pudieron extraer las siguientes conclusiones.

Los grupos empresariales dentro de la comunicación intentan rentabilizar sus productos, en este caso los contenidos audiovisuales, esto provoca una convergencia en la que se producen sinergias entre diferentes medios, así, la radio, la televisión e internet se convierten en contenedores simultáneos para un mismo programa.

Se habla, de abaratar costes y de soportes, pero ¿dónde queda la fruición del espectador? La dicotomía entre tecnología y contenido parece que ya no existe.

Nereida López Vidales, dentro de la mesa redonda “La imagen multisoportada” introdujo tres conceptos clave para entender la convergencia; simplificación, homogeneización y globalización. Algunas de las consecuencias de la convergencia digital son que los espectadores se convierten en usuarios y la información pasa a ser un producto. La televisión está todavía sin definir, la universalización de los contenidos está modificando el consumo, se debe producir más en menos tiempo y el futuro está en la personalización.

También dentro de esta misma mesa, José María Irisarri habló desde el punto de vista de la industria, remarcó cuatro aspectos fundamentales para describir la realidad que estamos viviendo, una situación macroeconómica única, una catarsis dentro del sector audiovisual, legislación cambiante y por supuesto los cambios que está provocando la tecnología. Ante este panorama plantea la necesidad de trabajar en tres ejes fundamentales y habla de responsabilidad social audiovisual.

En definitiva se habló de mucho de lo que desde el ámbito científico ya se lleva intuyendo hace tiempo, ahora es necesario que desde todos los ámbitos posibles, académico, profesional y tecnológico se avance, se gestione y se innove para lograr una conveniente y positiva Convergencia Digital en España.