Contenido etiquetado por: Comisión Europea

- 27-03-2014 | Nereida López Vidales
España es el segundo país de la UE donde internet es más caro

aplicaciones-moviles-UE-empleara-millones

España es el segundo país de la Unión Europea (UE), después de Chipre, donde el acceso a internet resulta más caro, según un estudio publicado hoy por la Comisión Europea (CE), que tiene en cuenta el poder adquisitivo y la oferta en cada Estado miembro.

Los usuarios de internet en España pagaron en 2013 alrededor de 40 euros como mínimo por una conexión estándar de entre 12 y 30 Mbps, el precio más elevado de la UE tras Chipre, donde lo menos que se pagó por este tipo de servicio fue 46 euros. Lituania y Rumanía, por su parte, fueron los socios comunitarios que ofrecieron internet a precios más competitivos (10 y 11 euros).

La horquilla de precios en España varió entre los 40 y los 60 euros, mientras que en Chipre lo hizo entre los 46 y los 90 euros; en Lituania, entre los 10 y los 50 euros, y en Rumanía, entre los 11 y los 25 euros. Las disparidades más marcadas entre el precio más bajo y el más elevado fueron las de Polonia (entre 20 y 140 euros) y las de Croacia (entre 30 y 121 euros).

Los datos de la CE

La CE explicó que para determinar cuál es el país más caro lo que hay que tener en cuenta es el precio mínimo al que los usuarios pueden obtener el mismo servicio, por eso no puede considerarse que los más caros son Polonia y Croacia, ya que en ambos casos se ofrece la misma conexión a internet que en España a un precio mínimo menor.

“No existe un mercado único de internet, y eso tiene que cambiar. Nada justifica que una persona tenga que pagar más de cuatro veces lo que paga otra por la misma banda ancha”, señaló en un comunicado la vicepresidenta de la CE, Neelie Kroes.

Bruselas ha presentado también los resultados de otros tres estudios que prueban que en los mercados de la banda ancha de la UE prácticamente no existen pautas ni coherencia. Entre las conclusiones, la CE destaca que el 66 % de los ciudadanos no sabe qué velocidad de Internet ha contratado y que los consumidores solo obtienen, como promedio, el 75 % de la banda ancha que han contratado.

El Ejecutivo comunitario señala que aunque algunas de las divergencias entre mercados pueden explicarse por las diferencias de costes e ingresos, las disparidades actuales se deben en gran medida a la persistente fragmentación del mercado. La UE ya ha sometido a varias reformas al sector de las telecomunicaciones, pero reconoce que en gran medida sigue funcionando sobre la base de 28 mercados nacionales.

El Parlamento Europeo votará la próxima semana un conjunto de medidas propuestas por la CE precisamente dirigidas a subsanar esta situación, a fomentar la transparencia y a reforzar los derechos y servicios para los consumidores.

vía: www.eldiario.es/turing

- 28-04-2013 | Nereida López Vidales
La convergencia mediática, objeto de análisis para la Comisión Europea

eu

Millones de europeos contemplan el episodio más reciente de su serie de televisión favorita en su teléfono inteligente camino del trabajo, visionan contenidos en línea en el televisor del salón o ponen en línea los contenidos que ellos mismos generan. Existen ya en Europa más de 40,4 millones de televisores conectados, y para el 2016 podrían estar presentes en la mayoría de los hogares de la UE.

Estas transformaciones están haciendo desaparecer las fronteras tradicionales entre los consumidores, los medios radiodifundidos e internet. La Comisión desea explorar lo que esta convergencia de tecnologías y contenidos podría significar en Europa para el crecimiento económico y la innovación, la diversidad cultural y los consumidores (especialmente los que pueden estar necesitados de protección, como los niños).

Neelie Kroes, Vicepresidenta de la Comisión Europea, ha destacado que “la televisión conectada será el próximo gran acontecimiento en los mundos creativo y digital. La convergencia entre sectores permite disfrutar de un abanico más amplio de contenidos interesantes, pero también es fuente de desequilibrios y retos. Necesitamos un debate convergente y en toda la UE para afrontar mejor esos cambios. Para ayudar a las empresas a florecer, cultivar la creatividad y proteger nuestros valores”.

Un Libro Verde adoptado por la Comisión está invitando a las partes interesadas y al público en general a expresar su opinión, de aquí a finales de agosto de 2013, sobre cuestiones como las siguientes:

-Reglas de juego. Fomentar las condiciones adecuadas para que las empresas dinámicas de la UE hagan frente a la competencia internacional (especialmente estadounidense); en particular, teniendo en cuenta que los competidores pueden verse sujetos a normativas diferentes.

Protección de los valores europeos (incluida la libertad de los medios de comunicación) y los intereses de los usuarios (por ejemplo, la protección de la infancia y la accesibilidad de los usuarios con discapacidad). ¿Esperan los ciudadanos que los programas de televisión estén más protegidos que los contenidos de internet? ¿Dónde se traza la línea divisoria?

Mercado único y normas. Al parecer, algunos productos no funcionan de la misma manera en todos los Estados miembros. ¿Cómo podemos promover el entorno tecnológico correcto?

Financiación. ¿Cómo influirán la convergencia y la modificación de los hábitos del consumidor en la manera en que se financian de películas, los programas de televisión y otros contenidos? ¿Cómo contribuyen los distintos agentes de la nueva cadena del valor?

Apertura y pluralismo de los medios de comunicación. ¿Deben estar sujetos a la intervención pública los mecanismos predefinidos de filtrado, por ejemplo en los motores de búsqueda? Las prácticas existentes relativas a los contenidos de gran audiencia —por ejemplo, los grandes acontecimientos deportivos y las películas recientes de éxito— a nivel mayorista, ¿están afectando al acceso al mercado y a la sostenibilidad de las operaciones empresariales? ¿Son las plataformas lo suficientemente abiertas?

Esta nueva realidad se está debatiendo ya en varios países de la UE y en el Parlamento Europeo. Existen opiniones diversas sobre cuál es la respuesta adecuada. Algunas partes solicitan cambios inmediatos en las normas y reglamentos; otros prefieren no modificar nada por el momento, mientras que hay quien apunta a la autorregulación y la corregulación. El Libro Verde no presupone ninguna actuación pero, para darle continuidad, la Comisión podría explorar respuestas reglamentarias y políticas, incluida la autorregulación.

Una convergencia imparable

La convergencia está en marcha desde hace años, y se está acelerando rápidamente. Con ella se abren variadas oportunidades. Por un lado,los fabricantes y desarrolladores pueden satisfacer a un mercado creciente con dispositivos innovadores, fáciles de usar y accesibles. Al mismo tiempo, los operadores de redes de Internet ven cómo aumenta la demanda de ancho de banda, lo que supone un incentivo para invertir en redes de alta velocidad.

Los creadores de contenidos pueden experimentar con nuevas maneras de producir y ofrecer contenidos mientras que las entidades de radiodifusión y los nuevos operadores pueden ofrecer contenidos y servicios de valor añadido a sus consumidores. Los operadores ya establecidos o nuevos pueden encontrar más plataformas para distribuir y potenciar sus espectáculos, y hacerlos interactivos.

La legislación europea que puede verse afectada a raíz de este Libro Verde es principalmente la Directiva de servicios de comunicación audiovisual (DSCA) (2010/13/UE), que aspira a implantar el mercado único y la seguridad jurídica en la industria audiovisual y televisiva de Europa, creando una situación de igualdad de condiciones para la radiodifusión y los medios audiovisuales a la carta. El Libro Verde plantea la pregunta de si, a medida que progrese la convergencia con los servicios en línea, el planteamiento actual resultará adecuado también en el futuro.

La Comisión también ha puesto en marcha recientemente consultas públicas sobre la libertad y el pluralismo de los medios de comunicación y, en particular, sobre la independencia de los organismos reguladores audiovisuales.

En el Libro Verde Prepararse para la convergencia plena del mundo audiovisual: crecimiento, creación y valores, es posible contribuir enviando un mail: CNECT-CONVERGENCE-AV@ec.europa.eu

vía: www.panoramaaudiovisual.com

- 1-11-2012 | Elena Medina de la Viña
La Comisión Europea estudia el estreno simultáneo de películas

El proyecto, dotado con dos millones de euros, analizará “los posibles beneficios en términos de mayores ingresos del estreno simultáneo el mismo día de películas independientes en cines, televisión e Internet”.

Que el modelo clásico de distribución cinematográfica tiene que cambiar es algo que todos sabemos: es una simple cuestión de tiempo y, sobretodo, de ajuste del modelo económico cinematográfico.

En la actualidad, las diversas ventanas a las que puede acceder un espectador hacen que éste tenga una necesidad de inmediatez de disfrute del producto y quienes no puedan ofrecerlo se arriesgan a perderlo.

El establecimiento de una jerarquía de medios tenía sentido en la medida que era necesario organizar un sistema en el cual se propiciara el mejor rendimiento en todas las ventanas de explotación para el producto cinematográfico; además, la sala de exhibición era la piedra angular de nuestro sistema, puesto que las ayudas a la amortización del producto cinematográfico se basaban en el estreno comercial de la película entendido como el estreno en la sala.

Con el actual cómputo de espectadores en el cual se homologan, a efectos de cómputo y por tanto de estreno comercial, los accesos remunerados al visionado de una película a través de una página de Internet o de otros sistemas de acceso a películas basados en la demanda del espectador, la distribución en soportes domésticos y los accesos mediante pago a las proyecciones que se realicen en festivales y certámenes cinematográficos, entramos en una situación de posibilidad real de distribución simultánea y de estreno comercial alternativo fuera de la sala, fundamental para los productos de menor presupuesto para los que un estreno tradicional supone un esfuerzo económico de imposible retorno, realizado siempre en precarias condiciones de promoción y escaso número de copias, que difícilmente pueden restar espectadores a los grandes estrenos.

El principal temor a los estrenos simultáneos viene por parte de los exhibidores, ya afectados por la subida del IVA en nuestro país, en una previsión de que si alguien puede acceder al producto de una forma más directa no accederá a la sala; no creo que esto sea inconveniente alguno, quien es espectador de cine lo es en todas las modalidades y quien no acude a la sala no lo hace nunca, aunque el producto sólo se exhiba de esta forma; en cualquier caso, el estudio se encamina a las películas independientes, aquéllas que tienen más dificultades para acceder al estreno en sala o que incluso se pueden plantear como productos cuya distribución más propicia pueda encontrarse fuera de la misma; de este modo, el estreno simultáneo se enfoca hacia productos concretos, quedando fuera las grandes producciones que tienen más demanda de sala y mayores posibilidades de hacer taquilla rentable.

Pero como siempre, la sociedad va por delante de sus órganos ejecutivos, pues hace tiempo que se vienen realizando tentativas para explorar otras posibilidades de estreno.

Steven Soderbergh afirmaba a comienzos de 2006 que “el sistema tiene que ser rediseñado de raíz” para dejar que sea el público quien decida como y cuando quiere ver las películas, cuando abordaba el estreno de su película “Bubble” de manera simultánea en sala, televisión de pago y DVD; en este caso solamente 34 salas de Estados Unidos se decidieron a estrenar en estas condiciones, mientras que el resto se negaron a hacerlo con la competencia de las otras dos ventanas de explotación.

En Gran Bretaña, la película “Camino a Guantánamo”, de Michael Winterbottom, se estrenó en 2006 en sala, doméstico e Internet después de su presentación en el Festival de Berlín.

También en España hemos tenido unos cuantos intentos de modificar el modelo establecido. Cuando el productor Elías Querejeta decidió en 2005 estrenar “Invierno en Bagdad”, de Javier Corcuera, en La 2 de TVE, un único pase de estreno con un coloquio previo, le supuso una negativa de las salas cinematográficas y la película tuvo que contentarse con un estreno reducido a pesar de haber obtenido la Biznaga de Plata en el Festival de Málaga. Después, Perro Verde Films y Producciones Bajo la Lluvia estrenaron en 2007 “Gritos en el pasillo”, de Juanjo Ramírez, simultáneamente en cine, TV, DVD y en el portal Filmotech. En 2008 sería Jaime Rosales quien daría el paso estrenando al mismo tiempo en cine y en Internet su película “Tiro en la cabeza”; en este caso el visionado online debía realizarse en sesiones establecidas en un horario y con un número limitado de espectadores mediante la colaboración de dos plataformas, adnstream.com y Filmin. El último título de nuestro cine que ha tenido estreno simultáneo, y una fuerte repercusión mediática, ha sido “Carmina o Revienta”, de Paco León, realizado en salas de cine, DVD, IPTV e Internet.

El estudio de la Comisión Europea se realizará sobre 20 películas de producción europea pero, como podemos ver en los datos anteriores, los productores inquietos que investigan y buscan nuevas fórmulas lo han puesto en marcha mucho antes.