Noticias

- 28-01-2013 | Nereida López Vidales
Portugal aplaza la privatización de su radiotelevisión pública

RTP

Con un presupuesto de 42 millones de euros, el Consejo de Ministros de Portugal ha dado luz verde a una profunda reestructuración de Rádio e Televisão de Portugal (RTP). Sin embargo, el Gobierno luso ha declinado, por el momento, privatizar al broadcaster público, como había anunciado, dada la “situación no favorable en los mercados”. El ministro Adjunto y de Asuntos Parlamentarios, Miguel Relvas, ya ha adelantado que este proceso de reforma será “muy exigente y doloroso”. Con respecto a la privatización ha asegurado que “se mantiene la propuesta expresada en el programa de Gobierno”.

Relvas considera que es viable contar con una televisión con más calidad y menos dinero y espera, tras los cambios, que el canal estatal tenga “una visión más atrevida y más moderna”. En 2012, la RTP costó 540 millones de euros. Para este año, el Gobierno prevé incrementar los ingresos vía publicidad y con la tasa de audiovisual que los portugueses abonan junto a su factura de electricidad. A partir de 2014 RTP dejará de percibir subvención alguna.

Ante el plan anunciado por el Gobierno portugués, el presidente del Consejo de Administración de RTP, Alberto da Ponte, lo ha rechazado de pleno matizando que más que un plan de reestructuración lo que por el momento existe es “solo una intención. Ninguna decisión, sin embargo, está cerrada. Daremos prioridad al diálogo con las estructuras que representan a los empleados”.

En unas declaraciones a Express, Alberto da Ponte admite que ante el despido de trabajadores “todo será negociado”. El ejecutivo portugués prevé el despido de 600 de los 2.069 trabajadores de RTP (un tercio de la plantilla).

Reacción de la UER

La Unión Europea de Radiodifusión (UER) ha instado a Lisboa en relación a la reforma de su asociada RTP para que el Gobierno “dé prioridad a la calidad de la producción de la emisora ​​en su reestructuración planificada”.

La directora general de la UER, Ingrid Deltenre, que el pasado septiembre describió la privatización de RTP como “imprudente”, ha asegurado que el Gobierno debe proteger la capacidad de la cadena pública para servir al público portugués.

“Los ahorros de eficiencia son un mal necesario en muchos países, y muchos miembros de la UER se enfrentan a dificultades financieras. Pero cuando los tiempos son duros, las personas a su vez más que nunca pide a su radiotelevisión un servicio público de información fiable y de calidad”, aseguró Deltenre.

La directora de la UER, ha añadido que le parece “alentador ver que el Gobierno portugués se ha comprometido a crear un moderno y preparado para el futuro, servicio público de radiodifusión, mientras concibe lo que parece ser una estrategia de financiación realista”.

vía: www.panoramaaudiovisual.com