Noticias

- 28-09-2011 | Ocendi
Los espectadores ante la TDT

Asociación de Usuarios de la Comunicación

El presidente de la Asociación de Usuarios de la Comunicación (AUC), Alejandro Perales y la consultora i for tv han presentado el estudio “¿Cómo valoran los espectadores la implantación de la TDT?” en el que una muestra de 353 individuos de entre 18 y 50 años valoraron durante los días 1 y 7 de julio las características de la televisión digital terrestre.

En general los usuarios valoran positivamente el incremento de la oferta televisiva, aunque critican que la nueva televisión haya traído, junto con esos aspectos positivos, cosas peores como contenidos de bajo interés, reposiciones y problemas técnicos de recepción. Resulta sorprendente que sólo un 4% de la muestra considere la publicidad como aspecto negativo.

Los problemas más mencionados por los usuarios se deben a la falta de control en los contenidos emitidos. El incumplimiento del “vigilancia, control y sanción” establecido por ley ha permitido la proliferación de canales de teletienda, programas de videncia, call tv y “radicalismo ideológico”, que son los motivos principales que alegan los espectadores para el rechazo de ciertos canales.

Por lo general la alta definición, el 3D, las guías de programación electrónica (EPG) y los canales de radio a través de la televisión son las innovaciones TDT mejor consideradas. Por debajo están la posibilidad de seguir las emisiones en versión original con subtítulos, el bloqueo de canales para menores y los servicios interactivos; muchas veces poco valorados por desconocimiento de los mismos.

Ante las expectativas creadas por el cambio de las emisiones analógicas a las digitales, cuatro de cada diez espectadores se confiesan defraudados y seis de cada diez señalan algún aspecto negativo motivado por el cambio. Además de los reparos provocados por la cantidad de programas “basura” o sin interés, la segunda queja más repetida se refiere a los cortes de emisión o pérdida de señal y a la desaparición de canales. Hasta el momento, cuatro canales han tenido que migrar sus emisiones para liberar la parte del espectro correspondiente al dividendo digital, pero en los próximos meses otros canales irán desapareciendo de sus frecuencias actuales.

El 20 de septiembre, el grupo parlamentario vasco presentó una proposición no de ley referente a la financiación de la mudanza de los canales afectados por el dividendo digital, para que el espectador no tenga que asumir los costes derivados de esta nueva transición. Para ello proponían destinar los 1.700 millones de euros resultantes de la subasta de esa parte del espectro. Finalmente, la propuesta no fue aceptada y pronto los usuarios tendrán que volver a hacerse cargo de los costes de la digitalización, a pesar de no estar del todo conformes con esta tecnología.