Noticias

- 4-08-2010 | Nereida López Vidales
“Lo que me queda por vivir”

Elvira Lindo La escritora Elvira Lindo ha asegurado que su próxima novela, que se presentará el 3 de septiembre en Madrid con el título ‘Lo que me queda por vivir’, narra la historia de una mujer joven, un poco perdida y confusa, que trabaja en la radio y vive sola con su hijo pequeño en el Madrid de los años ochenta.

“Es el personaje que más se parece a mí y a mi vida” y aporta “una voz más personal que el resto de novelas que he escrito”, dijo la novelista, que es la protagonista de los ‘Martes Literarios’ de esta semana y directora del ‘Taller de cuentos: Chejov y compañía’, que organiza la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

En este sentido, señaló que habitualmente ha aparecido “disfrazada de numerosos personajes tanto en los libros, como en el cine o el periódico”, pero mencionó que últimamente en los artículos periodísticos se acercó más a “quien es” y no a “una voz disfrazada por un personaje cómico”. En concreto, esta novela le ha llevado, dijo, a “escribir algo de un mundo que conocí personalmente”.

Así mismo, explicó que “el humor es un disfraz” y “llega un momento en el que te planteas hacer otras cosas”. “El problema es que los lectores son más conservadores que tú y quieren que hagas lo que has hecho siempre” y “la crítica te encasilla”, sostuvo, por lo que hay que hacer “un esfuerzo” para que eso “no influya”.

Lindo explicó que ha pasado “mucho tiempo” -cuatro años- desde que publicó su anterior novela ‘Una palabra tuya’ y le ha “costado mucho”, lo que en su opinión significa que es “algo más personal y especial”. Así, dijo sentirse “satisfecha e impaciente por que lo tengan los lectores en las manos”.

Respecto a la elección del título de la obra, la escritora comentó que coincide con el nombre de un bolero de la cantante Omara Portuondo y que la letra se parece al argumento del libro. “Este bolero lo han hecho para mí”, pensó cuando lo escuchó por iTunes. Por este motivo, una persona –a la que no identificó- cantará el bolero durante la presentación del libro en Madrid.

Preguntada por la movida madrileña, destacó que no le gusta el término, puesto que “murió mucha gente por las drogas”. No obstante, considera que “culturalmente supuso una ruptura con la cultura joven antifranquista”, es decir, “la estética pasó a ser más ecléctica, moderna y libre”. “España tuvo que pasar por esa fiebre que fue la movida para convertirse en un país más moderno”, añadió.

Así mismo, la escritora criticó que “España se ha hecho muy partidista” y “los partidos inundan nuestros debates y a veces nuestras vidas, amistades y enemistades”. Por tanto, opinó que “se ha ejercido mal la democracia” porque “la política constriñe” y cuando las personas no pueden “opinar libremente si lo que piensan no es políticamente correcto y se cohíben”, se entra en “una dinámica mala”, en la que lleva el país desde “hace unos años”.

“Los medios de comunicación se han dejado arrastrar por la política, que inunda todo”, comentó al recordar su trabajo en Radio Nacional. “Tenía mucha conciencia política y social”, dijo la escritora, pero también “había muchas ganas de divertirse y de que lo político no se colara por todos los rincones de la cultura”, agregó.

Como directora del Taller de cuentos, Elvira Lindo afirmó que no descarta escribir este género en un futuro, aunque “en España se práctica menos” y los lectores tienen “menos afición que por las novelas”. La escritora apuntó a que los periódicos españoles no han ofrecido la posibilidad real de que el cuento fuera una sección importante y muy seria dentro de los mismos como una de las razones por las que no se ha logrado una mayor difusión.

Precisamente, puso como ejemplo a los diarios de los países anglosajones, que publican cuentos no sólo en verano. De hecho, Estados Unidos es un país que “aprecia los relatos cortos” por “su propio carácter nacional”, en la línea de que “no hace falta leer un novelón para pensar que se lee algo importante”.