Noticias

- 5-08-2010 | Nereida López Vidales
La privatización del teatro contemporáneo

Andrés Lima El actor y director Andrés Lima lamenta que “cada vez sea más difícil” desarrollar propuestas de teatro contemporáneo, con “nuevas ideas interesantes” surgidas a la luz de la “libertad genial y el eclecticismo” de autores, directores y actores que han aparecido en escena en los últimos años, ya que “se tiende más a la privatización absoluta del teatro público y se vende a la comercialidad”.

Así lo expresó en rueda de prensa el director de la compañía teatral ‘Animalario’, que imparte esta semana en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) el ‘Taller de interpretación para actrices y actores profesionales. La amistad y la mentira’, en el que transmite a sus alumnos las herramientas que aprendió de sus “maestros y la experiencia”, con el objetivo de crear “un lenguaje común”, en el que impere “el compromiso” y una manera de entender el trabajo como “una cuestión personal”.

“El hecho teatral es una aventura”, reconoció Lima, que hace ya unos años se embarcó en la compañía ‘Animalario’, un proyecto colectivo en el que se apuesta por obras arriesgadas y sin ataduras, con la reflexión y la denuncia por bandera, y que ha sido merecedora de numerosos galardones, entre ellos, nueve de los doce a los que optaba en la última edición de los Premios Max por ‘Urtain’.

“No sé qué tipo de teatro es. No sé qué nombre tiene y eso por un lado me tranquiliza, porque así intento no encasillarlo”, dijo, al tiempo que consideró que en los últimos años de producción teatral “hay algo bonito que ha salido del eclecticismo, una libertad enorme que está fuera de estilo y de género”.

Sin embargo, Lima afirmó que la existencia de “una corriente artística interesante” no está, en la actualidad, acompañada de una “corriente política” que ayude a desarrollar proyectos, una empresa “muy difícil”, máxime en una situación de crisis económica en la que “los recortes” presupuestarios atacan a “la primera ‘maría’ tonta: la cultura”.

En este sentido, opinó que existe una “desatención” por parte del Estado al teatro y la cultura en general, con lo que “se hace muy difícil hacer giras y circuitos” y las compañías han de recurrir a “ganchos, actores famosos y comedias ligeras”.

Falstaff
Por otro lado, Lima avanzó que entre sus próximos proyectos se encuentra la dirección de una película de la que no pudo adelantar mucho, pero de la que sí dijo que “será un auténtico despropósito” y estará guionizada por Juan Cabestany, el autor de ‘Urtain’.

Antes, estrenará el 18 de marzo su próxima producción, ‘Falstaff’, un montaje para el Centro Dramático Nacional inspirado en el personaje que Shakespeare creó para su obra ‘Enrique IV’, pero que no pretende ser “un rescate museístico” de esta obra, sino “una visión personal” de ese “gordo genial que va más allá de Shakespeare y que es una postura, una manera de enfrentarse a la vida y la muerte”.
De este modo, Lima contará con “un equipo de actores de los que suele arriesgarse”, compuesto por Isabel Ordaz, Ernesto Alterio, Gonzalo de Castro y Carlos Canut, entre otros, y capitaneado por él mismo, para ahondar en temas como “la amistad, la mentira, la política y las relaciones personales”.