Noticias

- 2-09-2012 | Nereida López Vidales
La animación en España, una industria cultural de proyección internacional

planet_51

La Federación Española de Asociaciones de Productoras de Animación (DIBOOS), entidad que representa a más del 80% de las productoras de animación en España, hace público el Informe para la Promoción y Difusión del Sector de la Animación en España como una Industria Cultural y Creativa subvencionado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte a través de las ayudas de acción y promoción cultural correspondientes al año 2011.

El documento ya esta disponible en la página web de la Federación www.diboos.com y forma parte de una serie de estudios que publicará a lo largo del año para cuantificar y cualificar el sector de la animación en España.

Propuestas realizadas y conclusiones del Informe

Las conclusiones del estudio promueven el reconocimiento de la animación como industria destacada, que genera empleo, aporta beneficios económicos y construye una imagen de Marca España positiva a nivel internacional. Además, busca el reconocimiento de los productos de éxito que ha realizado la animación española y considera conveniente un tratamiento diferenciado entre la animación y los contenidos de imagen real, ya que a pesar de coincidir en sus características de ocio y entretenimiento, el componente tecnológico que impregna la animación es destacable, así como el número necesario de empleados y el periodo de producción.

Del informe se desprende lo importante que resulta que se incentive la internacionalización de los contenidos de animación y la ayuda de las Administración Pública para atraer inversores del exterior desarrollando políticas fiscales favorables.

Por otra parte, se concluye que es fundamental dar prioridad a los contenidos de animación españoles en la programación de las televisiones en España. En general, los largometrajes de animación y programación dedicada a animación en las televisiones ha disminuido en 2010. Y para el caso de largometrajes de animación, el origen del 76% de los mismos era americano, frente al 10% de los españoles.

En el ámbito de la formación y de los recursos humanos, es imprescindible formar en habilidades empresariales en las escuelas de animación. Además, se propone la creación de una bolsa de trabajo nacional para facilitar las conexiones entre oferta y demanda de empleo en el sector. Así como la firma de un convenio colectivo propio para el sector de la animación, fuera del paraguas del audiovisual.

En el ámbito financiero se refleja la importancia de la continuidad de las políticas públicas, el aumento de las desgravaciones fiscales ya existentes y la consolidación del papel de las televisiones españolas como coproductores de animación, entendida como un sector estratégico vinculado a la educación y a la industria del videojuego.

Creación de una industria estable

Según el Informe: “El sector de la animación requiere la creación de una industria estable con una producción constante, que genere marcas de éxito internacionalmente, aumente el tamaño de las empresas para disminuir la atomización que existe actualmente y se creen grandes players españoles, se reduzcan las dificultades de financiación y se forme y atraiga talento para ejecutar dichas producciones con una gran calidad”.

La animación en España destaca por ser un sector con una gran proyección internacional, con producciones vendidas a más de 150 países, lo que demuestra la capacidad de las empresas productoras españolas para crear conceptos globales dirigidos a diferentes audiencias. Los contenidos de animación españoles son reconocidos por su alta calidad y profesionalidad, contribuyendo así a fomentar la marca España.

vía: