Noticias

- 7-11-2010 | Nereida López Vidales
Escuela 2.0

El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, ha lamentado que el programa Escuela 2.0 para la informatización de las aulas no se aplique en el conjunto del territorio nacional si bien ha asegurado que “tenderá la mano” a las Comunidades que aún no se han adherido al plan, que ha distribuido ya 500.000 portátiles.

“Lo lamento por los ciudadanos, los chavales y sus familias” esta negativa a la colaboración, que “ya no se trata de un debate político”, ha asegurado hoy el ministro durante la clausura del Encuentro Estatal de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa) en el Parador San Marcos de León.

Según ha dicho, desde el Gobierno se ha ofrecido una oportunidad de colaboración a todas las Comunidades, sin embargo con algunas ha habido más acuerdo que con otras y ha citado a la Comunidad Valenciana y a la de Madrid, que no se han acogido a esta colaboración, pero a las que ha tendido “la mano”.

Ha insistido en que la intención es seguir buscando “el consenso y el acuerdo hasta la extenuación”, tendiendo la mano a aquellas con las que no se ha establecido una colaboración porque lo “fundamental” es aportar “mejores condiciones para aprender y mayor igualdad de oportunidades en una sociedad competitiva”.

Pero para conseguir ese objetivo el elemento “clave” es la “armonización” en la implantación del programa Escuela 2.0 en el conjunto del país, para que los estudiantes no tengan menos oportunidades por el hecho cursar sus estudios en una Comunidad Autónoma determinada.

Respecto al programa Escuela 2.0, que ha repartido ya medio millón de portátiles, ha asegurado que “no es sólo la mera distribución de ordenadores”, sino que requiere además de la formación del profesorado en aspectos vinculados a las nuevas tecnologías.

Así, son ya 100.000 profesores los que han recibido complementos en su formación en el marco de este programa en materia de nuevas tecnologías.

Gabilondo se ha mostrado “muy satisfecho” con esta formación, en la que son los propios profesores los que están elaborando materiales y reorientando las formas de enseñar y de aprender, con el fin de “inaugurar nuevos lenguajes que tengan que ver con una nueva sociedad”.

Por ello, ha esperado que este programa se convierta en el conjunto del territorio nacional en “un elemento de difusión en la sociedad de nuevas formas de entender, de comunicar y de participar en la educación”.

Para la ejecución de este plan y de la actividad formativa, el ministro de Educación ha señalado como “claves” del éxito educativo el afecto hacia los alumnos, la figura del profesor, el papel del centro escolar y de las familias y las expectativas que se generen en el entorno del estudiante.

vía: www.lainformacion.com