Noticias

- 2-09-2012 | Nereida López Vidales
El sector de las telecomunicaciones facturó cerca de un 5% menos en 2011

Informe-CMT

Los ingresos del sector de las telecomunicaciones cayeron en España un 4,6% durante el año 2011, hasta los 37.950 millones de euros. El destacado crecimiento del 23,5% en los ingresos minoristas de banda ancha móvil, que facturó 2.420 millones, no logró compensar la caída en el resto de los servicios. Así, los ingresos en telefonía fija cayeron un 9,2%, hasta los 5.298 millones, mientras que en telefonía móvil (voz y mensajes) descendieron un 8,6%, hasta los 11.027 millones. Por su parte, la banda ancha fija por primera vez registró una caída en la facturación, con un 1,2% menos, hasta los 3.450 millones, según los datos del Informe Económico y Sectorial publicado por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones.

La competencia entre los operadores y la búsqueda de mejores ofertas por parte de los usuarios fue muy fuerte en segmentos como la banda ancha fija y la telefonía móvil. De hecho, el volumen de portabilidades fijas, asociadas normalmente a la contratación de paquetes de banda ancha y telefonía, alcanzó un récord histórico de 1,9 millones anuales. A su vez, el precio de llamadas entre móviles (ingreso medio por minuto) registró la mayor caída desde que la CMT recopila datos, con un descenso interanual del 16,6%, (9,76 céntimos/minuto).

Caída de precios del móvil

El segmento que más creció fue el de las conexiones de banda ancha móvil a través de móviles inteligentes o smartphones, con un 92% más de líneas, hasta los 15,9 millones de líneas de datos conectadas activamente a Internet a través del móvil. Por su parte, las líneas datacards y USB permanecieron estables en los 3,4 millones. El total de usuarios de banda ancha móvil fue de 19,3 millones, un 65% más, con una penetración de 41,8 líneas/100 habitantes.

La rebaja en los precios de terminación móvil mayoristas, la sensibilidad al precio por parte de los usuarios y la configuración de nuevas ofertas por parte de los operadores fueron determinantes en la bajada de los precios del móvil,los mayores desde que la CMT registra datos. Así, el precio de las llamadas (on net) cayó un 17,3%, (8,19 céntimos/minuto) y el de las llamadas (off net), un 16,7%, (11,94 céntimos/minuto). El precio de las llamadas internacionales cayó hasta los 21,74 céntimos, un 22% menos, en parte por el efecto de las ofertas de los Operadores Móviles Virtuales (OMV) especializados en este segmento.

La dinámica competitiva del mercado se reflejó también en el número de portabilidades móviles con un nuevo récord anual, 5,6 millones de intercambios. El número total de líneas móviles (incluidas las líneas de datacards y las Machine to Machine (M2M) ascendió un 2,8%, hasta los 58,4 millones.

Descenso de líneas y precios en telefonía fija

La telefonía fija continuó con el descenso en el número de líneas y perdió 343.000 durante ese año, casi todas ellas en el segmento empresarial, hasta los 19,87 millones de líneas. No obstante, los operadores alternativos lideraron la captación de nuevas líneas y sumaron 720.000 nuevas conexiones a su cartera. Los precios registraron importantes descensos: el ingreso medio de llamadas de fijo a móvil cayó un 12,1% (hasta 14,95 céntimos/minuto) y el de fijo a fijo un 9,1% (hasta 2,1 céntimos/minuto).

La inversión total del sector durante el año, excluyendo la dedicada a la adquisición de espectro radioeléctrico (1.562 millones de euros) que se completó a finales de año, fue de 4.357 millones de euros, un 2,6% menos que en 2010.

Radio y televisión caen un 6,7%

Los ingresos del sector audiovisual (radio y televisión) cayeron un 6,7%, sin contar subvenciones, hasta los 4.124 millones de euros. Los ingresos publicitarios, por su parte, cayeron un 10,1%, hasta los 2.328 millones. El número de abonados a la televisión de pago aumentó un 0,7%, hasta los 4,52 millones, impulsado por el aumento de los abonados a la televisión IP y la TDT de pago.

La facturación de los servicios de televisión en abierto se redujo un 13,1% hasta los 2.029,6 millones de euros y la del segmento de radiodifusión sonora, con 391,5 millones de euros, cayó un 3,6%, mientras que los servicios de televisión de pago registraron cifras positivas al obtener una facturación de 1.703,5 millones de euros, un 1,4% más que en 2010.

Los abonados a la televisión de pago aumentaron en 32.540, hasta los 4,52 millones. Las plataformas de TV-IP y de TDT de pago aumentaron sus bases de abonados hasta alcanzar los 0,9 y 0,4 millones, respectivamente. Por su parte, el número de abonados a la televisión de pago por cable disminuyó un 2,9% y se situó por debajo del millón y medio. La plataforma líder en televisión de pago fue la televisión por satélite Canal+ que cerró el periodo con 1,76 millones de clientes.