Noticias

- 15-03-2010 | Ocendi
El perfil de las cadenas de televisión

Todas las televisiones contribuyen al entretenimiento, pero cada una es percibida por los espectadores de forma diferente y en consecuencia para momentos de ocio diferentes:

1. TVE se percibe como una cadena seria, con una audiencia mayoritariamente masculina (16,7%), de clase baja (18,4%) y muy alta (16,6%), con edades avanzadas (aunque comienza a mostrarse un incremento del público infantil en TDT), que buscan “estar informados”, “aprender algo” y entretenerse.

2. Tele 5 se define en relación a una audiencia femenina (20,8%), de clase media-baja, con una edad menos homogénea ya que la ven tanto los jóvenes como los adultos hasta 64 años, y se elige en función de la
secuencia “entretenimiento-tener algo de qué hablar”, y en menor medida para estar informado o al día.

3. Antena 3 capta a un sector de población más joven, que va entre los 13 y los 24 años (21,4%), su audiencia se encuentra en los segmentos de clase social media y baja, y se sintoniza principalmente para el consumo de programas de variedades y entretenimiento.

4. Cuatro es claramente una cadena con una audiencia joven menor de 34 años, que responde a una clase media, y sin género predominante puesto que manifiestan verla tanto hombres como mujeres. La eligen para estar informados y por sus programas de variedades, aunque también despunta el apartado de ficción.

5. La Sexta tiene una audiencia mayoritariamente masculina, de entre 25 a 54 años, de clase social media, y destaca con diferencia en su apartado de variedades.

6. Las autonómicas son la opción de la clase baja, tanto en un género como en otro, y suponen una importante oferta informativa y de ficción para los espectadores.

7. Por último, La 2 es la cadena preferida por las clases altas, sin apenas diferencia entre los géneros o la edad, que se encuentran muy repartidos, y su diferencia está en la información, opción más elegida por los encuestados para sintonizarla.

La imagen de cada una de las cadenas ante su audiencia es correspondida en función de un dato objetivo: su programación. TVE 1 y La 2 son las cadenas que más tiempo dedican, en su parrilla, al género informativo, seguidas de Cuatro y las cadenas autonómicas; Tele 5 emplea casi por igual a la información y las variedades; Antena 3 casi duplica el género de variedades con respecto al informativo que, por otro lado, se sitúa a niveles cercanos a la oferta de ficción; La Sexta se decanta más por una propuesta de variedades y ficción, y La Forta mantiene unos niveles similares entre información y ficción.

En esta radiografía de la actual fragmentación de públicos se muestra una clara tendencia: la audiencia hace una primera valoración donde elige, según el perfil de la cadena, primero entre información y entretenimiento, y después vuelve a seleccionar entre la oferta de entretenimiento. El resultado es una mayor fragmentación en los géneros de variedades y ficción, en la que tiene menos relevancia la marca de la cadena. Aquí es donde los contenidos marcan la diferencia.