Noticias

- 2-09-2010 | Nereida López Vidales
¿Adiós a la tarifa plana ilimitada en Internet?

El encuentro de las telecomunicaciones celebrado estos días en Santander ha despertado el recelo de muchos usuarios de internet. Una tras otra, las grandes operadoras de nuestro país han revelado las perspectivas que tienen sobre la evolución del acceso a la Red y el foco de atención ha sido la posibilidad de que la tarifa plana ilimitada tenga los días contados debido a una hipótetica saturación de internet.

O por lo menos este ha sido el argumento esgrimido por Telefónica. El consejero delegado de la operadora española, Julio Linares, abrió la caja de Pandora al señalar que hay que evitar que los usuarios que llevan a cabo un uso “normal de la red” se vean perjudicados por los que efectúan un consumo ilimitado.

Vodafone y Yoigo, participantes también en estas jornadas, trazaron un posible escenario en el que las tarifas estén segmentadas en función del consumo de cada usuario, al igual que ocurre con los teléfonos móviles. El presidente de Vodafone en España, Francisco Román, explicó que “la palabra ilimitada es un gancho peligroso, ya que ¿cuántas cosas ilimitadas se pueden alojar en algo que por naturaleza es finito?”.

Desde Yoigo, su presidente Johan Andsjö dijo que el futuro pasa por ofertas diferenciadas en donde “usuarios que consumen más, pagan más”. El directivo explicó así que el futuro no pasa por tarifas planas ilimitadas, pero añadió que, a diferencia de Telefónica, creen que el aumento de precio recaerá en el usuario final y no en el cobro por uso de la red de los proveedores de contenidos como Google.

Una idea que no compartió el representante de Orange en España, que cree necesario la “contribución de todos los actores al esfuerzo inversor”. Jean Marc Vignolles se desmarcó además de los problemas de capacidad en sus redes móviles a causa del incremento del tráfico, una de las razones esgrimidas por Telefónica para modificar las conexiones a internet.

“No tenemos problemas de capacidad en las redes y el esfuerzo inversor que hemos anunciado (una inversión de 500 millones de euros en dos años para modernizar y adaptar sus redes a la demanda de los clientes) se realiza con el fin de hacer frente a las previsiones de crecimiento significativo de tráfico en las redes”, explicó Vignolles.

vía www.233grados.com