Artículos

- 10-06-2011 | Nereida López Vidales
DUKE NUKEM FOREVER

En 1996 salió al mercado Duke Nukem 3D, la tercera parte de un juego del tipo arcade de plataformas y de relativo éxito, la tercera parte cambió sustancialmente ofreciendo un motor 3D que le otorgaba unos gráficos de gran calidad convirtiéndolo en lo que se denomina juegos FPS (First Person Shooter, tirador en primera persona). El éxito no se hizo esperar y gracias a esto, sus productores se dedicaron a empezar a trabajar en la segunda parte de esta exitosa saga. Tras años de desarrollo con el juego próximo a su fin, el director de los estudios tiró por tierra el proyecto porque el motor gráfico que utilizaba le parecía que no proporcionaba suficiente calidad, volviendo a empezar a trabajar desde cero con un motor gráfico más potente. La historia se volvió a repetir y esto llevó a la bancarrota de los estudios y al abandono de lo que sería la secuela más esperada del momento en el mundo de los videojuegos. Tras 14 años los rumores de que Duke Nukem volvía esta vez de la mano de Gearbox y 2K Games empezaron a cobrar fuerza pero es algo que se había oído tantas veces que las hordas de fans de esta serie no terminaban de dar crédito. Duke Nukem ha reaparecido, el juego acaba de salir hoy al mercado y la historia de un juego que moría y renacía a manos de la exigencia de sus creadores ha visto por fin la luz.

Hasta aquí uno podría pensar vaya, bien, que historia más interesante, pero esto sólo es la mitad de la historia, ¿quién es Duke Nukem? Duke, es un héroes de acción, de un juego ultraviolento y de altos contenidos machistas, se hizo famoso en 1996 por su capacidad de interacción con el escenario. Por interacción se quiere decir que podía encender una televisión para ver porno sadomaso asiático, que dando dinero a señoritas en clubes de strip-tease le enseñaban los pechos, que al entrar en los servicios para orinar recobraba vida y todo eso trufado por una extrema violencia gráfica y verbal. Y es que además de la calidad de sus gráficos, su capacidad de interacción y su alto contenido sexual, Duke Nukem 3D se caracterizaba por ser el primer héroe de un FPS que hablaba y comentaba lo que hacía o profería insultos contra sus enemigos acabando el juego contra su último y más mortal enemigo con la frase “Te voy a cortar la cabeza y cagar encima” cosa que cumplía siendo testigo de ello el jugador tras la muerte de éste.

Todo esto pasó en 1996, ¿en qué han cambiado las cosas tras 14 años? El resumen de la contraportada de Duke Nukem Forever puede servir de manifiesto de intenciones:

“¡EL REY HA VUELTO! Cargado y listo para la acción. Duke Nukem es diversión pura y dura. Unas hordas de puñeteros alienígenas están quedándose con las tías de la tierra. Pero nada se interpone entre Duke y sus chicas. Hostias como panes, armas descomunales, explosiones gigantes…. Así es. Inoportuno, insensible y ofensivo… Ya te digo. ¡Prepárate para pasártelo más teta que nunca con Duke Nukem!”

Así es la historia Duke tiene que recuperar las chicas del planeta tierra de manos de los alienígenas con toda la violencia posible, no es casual que este juego tenga la categoría Pegi 18, y que advierta de que contiene violencia, drogas, lenguaje soez y demases prevenciones, no es casual que contenga frases tan explícitas como “tengo huevos para desayunar, tu madre una salchicha” y otras muchas perlas ya conocidas desde 1996.
El éxito de este juego sin duda estará asegurado, éxito a cualquier precio dejando a un lado la ética y la moralidad, en el mundo virtual todo vale porque nada es real ¿nada?

Post by: Fernando Blanco